El president en el exilio y eurodiputado de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, ha cargado contra la justicia española en una entrevista en el principal canal de noticias belga; Les News 24 (LN24).

"España es un país democrático, pero no es la democracia más ejemplar", ha explicado el presidente al entrevistador para después añadir que "la justicia española es heredera de la justicia franquista".

Puigdemont ha querido hacer entender a los espectadores belgas que ahora mismo "la justicia española está controlada por la derecha y la ultraderecha española".

El suplicatorio

El presidente en el exilio ha hecho estas declaraciones al día siguiente de la vista por el suplicatorio del Tribunal Supremo que pide a la Eurocámara que levante la inmunidad de Puigdemont con el fin de poder extraditarlo.

carles puigdemont mascarilla ACN

El presidente en el exilio, Carles Puigdemont, este jueves antes de entrar a la vista por el suplicatorio / ACN

Los eurodiputados de Junts Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí quedan a la expectativa de la Eurocámara después de comparecer ante el Comité de Asuntos Jurídicos por el suplicatorio del Supremo. Después de casi tres horas de comparecencia, aproximadamente una para cada uno, los tres independentistas salieron de la sala hacia las ocho de la noche sin hacer declaraciones. Tampoco habló el presidente del Comité, el eurodiputado de Ciutadans Adrián Vázquez. En la audiencia los miembros del Comité han discutido sobre el rechazo de Bélgica a la extradición del exconseller Lluís Puig, según reveló el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, el único que hizo declaraciones a la salida de la vista.

En la televisión belga, Puigdemont ha subrayado que el suplicatorio del Supremo para levantar su inmunidad "no es para que nos hagan un juicio en España, es para que si nos extraditan nos encarcelen directamente".

El 1-O

El referéndum del 1 de octubre de 2017 dio la vuelta al mundo; las imágenes de aquella jornada y de las cargas policiales llegaron a todos los países. El president en el exilio ha reconocido a los espectadores belgas que no lamenta nada de aquel día, sólo que el Estado no reaccionó de manera democrática.

"Cuando suspendí la declaración de independencia el Estado se negó a dialogar y acabamos en el exilio y en prisión", ha apuntado Puigdemont antes de repasar las penas de prisión que el Supremo impuso a todos los miembros de su antiguo Govern.

El president ha concluido que varios organismos como las Naciones Unidas o el Grupo de Detenciones Arbitrarias han coincidido en denunciar que "España viola los derechos humanos y, por lo tanto, tendría que dejar en libertad a los presos políticos".

El exilio

Finalmente, el president ha asegurado sentirse bien en Bélgica ya que le permite "compartir la causa catalana". "Cada día tengo la esperanza de volver, pero soy realista y sé que tendré que trabajar mucho para hacerlo. Aquí me siento protegido por el estado de derecho europeo", ha dicho antes de despedirse.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat