El alcalde de Lleida, el republicano Miquel Pueyo ha dicho basta. En una rueda de prensa al lado de su equipo ha lanzado un aviso al Govern de la Generalitat y en concreto al conseller de Interior Miquel Sàmper por lo que califica que es una imagen negativa y sesgada de la realidad del coronavirus en Lleida que se propaga en los medios de comunicación: "No podemos permitir que se vuelva a señalar Lleida, que se ponga en el punto de mira de los miedos, las inquietudes e incluso las advertencias. La marca Lleida es un activo vital y esencial en el ámbito de lo que producimos, las relaciones internacionales o el turismo. Me parece inaceptable e irresponsable que se nos coloque en el punto de mira porque, además, no nos lo merecemos".

En una entrevista al 324 ayer domingo, el conseller Sàmper aseguró que el Govern trabaja en una desescalada asimétrica que puede incluir medidas más duras para territorios como Lleida y más relajadas para regiones como las Terres de l'Ebre. Pueyo, hoy, ha replicado: "Como representantes de Lleida y su región, no podemos aceptar de ninguna manera que la respuesta a la situación del 2021 tenga que ser la misma que la de hace un año, en julio del 2020. Advertimos al Govern de la Generalitat que no queremos más planteamientos restrictivos sino proactivos, es decir, medidas".

Y ha añadido: "Desde este consistorio, recordamos que Lleida es el territorio con el porcentaje más elevado de personas vacunadas con dos dosis". A día de hoy se ha superado el 9,8% de la población vacunada con dos dosis y también con la primera, con un 25,7%. Pero Pueyo asegura que están preparados para ir a más: "Pedimos que nos suministren más medidas, hemos demostrado tener una capacidad de inocular superior a otros territorios, no entraré en comparaciones".

Unidad de todos los sectores

Así pues, las declaraciones de Sàmper han encendido todas las alarmas aunque este descartó volver a escenarios restrictivos muy severos en Ponent, donde la situación epidemiológica "preocupa" y pidió "no ponerse nerviosos, aunque sean medidas asimétricas, Lleida tampoco sufrirá lo que ha sufrido hace unos meses".

Por otra parte, para esta desescalada, el paer marca dos ejes prioritarios: el sector agrario y el de la restauración: "Insistimos en que el sector agrario sea considerado un sector esencial. Si la producción inminente de la campaña de fruta es un elemento muy importante del equilibrio importador y exportador de Catalunya, tenemos que hacer una campaña segura. Y necesitamos cribados seriados, así como dar apoyo a la propuesta de la Federació d'Hostaleria de Lleida que desearíamos una apertura progresiva de la restauración por las noches, si hace falta con una prueba piloto por la cual ya nos ofrecimos la semana pasada. Eso ya pasa en Girona y no hay ninguna razón para que no se pueda hacer en Lleida".

Las declaraciones les ha hecho al lado de representantes de los grupos municipales en la Paeria y representantes de los sectores económicos y sociales de la ciudad para marcar unidad.

Actualmente, la tasa de casos confirmados por PCR en el Segrià está entre 200 y 300. Otras comarcas de la provincia de Lleida registran los valores más altos, como la Noguera, el Pla d'Urgell o Garrigues, que superan los 300, según dadescovid.cat.

Fotografía de portada del concejal de Lleida, Miquel Pueyo

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat