Poco después de que se celebraran las elecciones del 14-F y Vox irrumpiera en el Parlament como cuarta fuerza con 11 diputados, el PSC firmó un pacto con ERC, JxCat, la CUP y En Comú Podem con el fin de aislar la formación de extrema derecha. Este martes, sin embargo, los socialistas lo han incumplido definitivamente al no sumarse al veto que los otros cuatro grupos han promovido para impedir que Vox pudiera designar un senador autonómico.

Después de que independentistas y comuns hayan optado por la fórmula Imperiali, que provoca que Vox y la CUP se queden sin senador y deja a PSC y ERC con tres cada uno y JxCat con dos, los socialistas han rechazado la medida y han reivindicado el sistema de Hondt, el cual habría otorgado un senador al partido de extrema derecha.

En rueda de prensa desde el Parlament, su portavoz, Alicia Romero, ha considerado la fórmula escogida como la "menos proporcional" y ha acusado a los grupos independentistas y sus socios en la Moncloa de "retorcer" el mecanismo para conseguir su objetivo.

 

Las excusas

Romero ha reprobado la medida y ha expuesto varios argumentos, como el del 'mal precedente' que, según ha denunciado, "favorece mucho a los grandes y podría generar un problema en el futuro". Romero también ha criticado que la decisión no se haya tomado por consenso, sino por mayoría. Precisamente, los únicos grupos que lo han rechazado aparte del suyo han sido el de Ciudadanos y el del PP, socios de la formación de extrema derecha por todo el Estado. Sin embargo, la mayoría de ERC, JxCat, CUP y comuns supone 82 de los 135 diputados de la Cámara catalana.

alicia romero parlamento - acn

La portavoz socialista, Alicia Romero, en la rueda de prensa desde el Parlament / Foto: ACN

La dirigente socialista también ha sacado otro argumento para justificar el posicionamiento del socialistas: el de la "contradicción". Concretamente ha acusado a independentistas y comuns de no aplicar la fórmula Imperiali para la conformación de comisiones parlamentarias y la Diputación Permanente, donde Vox sí que tendrá representación. Nosotros cumplimos el documento para silenciar a Vox. Ahora bien, cuando hemos decidido en un órgano que vamos a Imperiali y en otro a D'Hont, no estamos evitando que Vox esté".

Y en la línea de los últimos días, Romero ha lamentado que con esta estrategia se está dando protagonismo a Vox, cosa que, según ha asegurado en otras ocasiones, fomenta su relato victimista. De hecho, el partido que lidera Ignacio Garriga ya ha anunciado que pedirá un recurso de amparo al Tribunal Constitucional.

En cualquier caso, ahora hace pocos días, los socialistas aseguraron que su línea roja para llevar a cabo este veto era el respeto a la ley y el Estatuto. Y, escoger este mecanismo de representatividad no viola, en principio, ninguna ley, ya que ni el reglamento del Parlament ni tampoco la ley específica que regula la designación de los senadores fijan en ningún caso qué método tiene que utilizar la Junta de Portavoces para distribuir a los senadores. Sólo se explicita que tiene que ser proporcional.

 

Imagen principal: La vicepresidenta segunda de la Mesa, la socialista Eva Granados, a la reunión de este martes / Pau de la Calle

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat