La ley de eutanasia prosigue su camino en el Congreso de los Diputados. El pasado febrero superó el primer paso, la toma en consideración de la cámara baja, con sólo el voto en contra del PP y Vox. Este jueves se han debatido y tumbado las enmiendas a la totalidad presentadas por estas dos formaciones. Según el CIS hay un amplio apoyo social a legislar en este ámbito, de hasta el 70% de los españoles, incluso entre los que se declaran católicos. La derecha y la extrema derecha ha vuelto a convertir el debate en agrio, utilizando expresiones como "suicidio asistido".

Así, en las votaciones de este jueves en el Congreso de los Diputados, el PP y Vox se han quedado solos votándose sus enmiendas. Salvo Navarra Suma, el resto de formaciones las han tumbado. El marcador final: 146 votos a favor, 203 en contra y una abstención.

La extrema derecha ha optado por un tono muy exacerbado y crispado. La diputada de Vox, María Ruiz Solás, ha llegado a calificarla de "ley de la muerte". La parlamentaria ultra ha acusado al Gobierno de "pretender convertir en una prestación sanitaria lo que no es otra cosa que matar a una persona". Y ha sentenciado: "Ustedes, señores del gobierno, con esta ley convertirán a nuestros médicos en verdugos". Con un tono un poco más calmado, el diputado José Ignacio Echániz ha defendido que hay que impulsar antes los tratamientos paliativos, los derechos para un "tratamiento del dolor".

La encargada de darles respuesta, desde el banco del PSOE, ha sido Maria Luisa Carcedo, exministra de Sanidad, que se ha llegado a preguntado "por qué le cuesta tanto a la derecha empatizar con el dolor de las personas y con los valores y la ideología de los otros". Se trata, ha concluido, de un "derecho humano".

"Respuesta jurídica y garantista"

De llegar hasta el final del trayecto parlamentario, España se convertiría en el quinto estado europeo que da cobertura legal a la eutanasia. En la exposición de motivos, la proposición de ley plantea dar "una respuesta jurídica, sistemática, equilibrada y garantista a una demanda sostenida de la sociedad actual como es la eutanasia". La proposición de ley contempla los requisitos de los solicitantes, el procedimiento para pedir y recibir la prestación así como las garantías del Sistema Nacional de Salud.

En base a esta ley, la eutanasia podría solicitarla "toda persona mayor de edad y en plena capacidad de obrar informada y que se encuentre en los supuestos de enfermedad grave e incurable o de enfermedad grave, crónica e invalidante causantes de un sufrimiento físico o psíquico intolerables. La norma observación que tiene que tener al menos residencia española y ser "capaz y consciente" cuando lo pide. Tendrán que pasar por dos médicos diferentes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat