El policía Iván Álvarez, que resultó gravemente herido en los disturbios en Barcelona después de la sentencia del procés, fue trasladado este miércoles en el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, procedente de Catalunya en un avión militar. Los médicos aseguran que podría pasar a planta en cuestión de días, pero hasta entonces seguirá en la UCI.

Así lo ha avanzado el gerente del área sanitaria de Vigo, Julio García Comesaña, después de comprobar en persona que el estado de Iván Álvarez "es bueno, según se esperaba", y su pronóstico es "moderado", sin dar más detalles por expreso deseo de la familia del agente.

Comesaña ha relatado que el policía "está consciente, orientado", y que incluso subió y bajó a pie del avión que lo trasladó desde Barcelona hasta Vigo, donde aterrizó este jueves poco antes de las dos de la tarde procedente del Hospital de Sant Pau de Barcelona.

El traslado ha transcurrido "sin incidencias", acompañado por un médico militar, y ya en el aeropuerto de Vigo lo sustituyó un sanitario del UCI en el desplazamiento en ambulancia hasta el hospital Álvaro Cunqueiro.

El jefe accidental de la Policía de Galicia, José Luis Balseiro, se ha congratulado de que ya esté "a su tierra", cosa que dice que contribuirá a una "mejora notable" de su estado de salud.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat