El candidato al la alcaldia de Barcelona por ERC, Ernest Maragall, ha defendido que Quim Forn -quien este miércoles ha dado el paso de anunciar que será el cabeza de lista por JxCat- tendría que poder hacer campaña en las calles y debatir sobre la ciudad en libertad, a pesar de su situación de prisión preventiva desde hace más de 14 meses. De no ser posible, sin embargo, Maragall se ha mostrado dispuesto a llevar la campaña a la prisión.

"Si no fuera posible por la represión, haremos lo posible para llevar la campaña a donde está él, en la prisión", ha asegurado en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlament, sin dar, sin embargo, más detalles.

Maragall ha defendido también que la candidatura de los republicanos y del espacio PDeCAT-Crida tienen que hacer una campaña por separado y defender sus espacios y sus modelos de ciudad, pero ha apostado por la unidad soberanista postelectoral en términos de "libertad y democracia".

Forn y Maragall se reunieron este martes en Lledoners, donde ya hablaron de la unidad soberanista después de las elecciones de mayo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat