El juez del Tribunal del Supremo Pablo Llarena ha reactivado la euroorden para Puigdemont y todos los miembros del Gobierno que se encuentran al exilio y también para Marta Rovira, con que este viernes se ha marchado al exilio. En su caso, también ha reactivado una orden de detención internacional, ante la posibilidad de que no esté dentro de la Unión Europea. Según la agencia EFE, se encontraría en Suiza.

Llarena ya avanzó su intención el pasado mes de febrero, cuando anunció que después de acabar la primera fase de la instrucción contra los líderes soberanistas reactivaría la euroorden de detención contra Carles Puigdemont, además de Toni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí. Hoy, una vez procesados por un delito de rebelión en los 13 investigados en la causa que investiga el proceso del referéndum, Llarena ha activado las euroórdenes.

Por asegurarse la extradición, Llarena los ha procesado por malversación, aparte de por rebelión, un delito que sí que reconocen los códigos penales de los países donde están. Eso también quiere decir que una vez aquí, sólo se les podrá juzgar por este delito y no por rebelión. En cambio, los que están en la prisión tendrán que afrontar las penas más altas, asociadas a rebelión, una vez se haga el juicio.

Las órdenes se han tramitado via Interpol y Sirene y es este órgano administrativo el que las cursará a todos los países. Además, siguen vigentes las órdenes de detención nacional cursadas en su momento contra ellos. En el caso de Anna Gabriel no se cursa orden internacional ni europea de detención porque, a diferencia de los otros encausados procesados por rebelión y malversación, lo ha sido por un delito de desobediencia. Sin embargo, sigue pesando contra ella una orden nacional de detención por no haber comparecido cuando fue citada por el juez.

Después de comunicar el auto a las partes y de revisar las medidas cautelares, el juez Pablo Llarena ha activado la euroorden de detención para todos los miembros del Govern en el exilio y también para Rovira. Los procesados que forman parte del gobierno son Carles Puigdemont, Toni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí.

Rovira se ha marchado al exilio esta misma mañana y por sorpresa, ante el riesgo de entrar en la prisión hasta que se haga el juicio.

No todos los acusados en el exilio están procesados por rebelión, es el caso de Lluís Puig y Meritxell Serret, que están procesados por desobediencia y malversación.

El juez Pablo Llarena acordó rechazar la petición de la Fiscalía de dictar una orden europea de detención contra el president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, el pasado mes de enero.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat