El juicio de los papeles de Bárcenas se está complicando. No ha pasado de las cuestiones previas, que tuvieron lugar ahora hace una semana, y todavía no se sabe cuándo se podrá reanudar. El motivo: uno de los acusados, el exgerente del PP Cristóbal Paéz, se encuentra hospitalizado por coronavirus. Frente a esto, la Audiencia Nacional ha pedido a su médico forense que lo visite y examine su estado de salud. Una vez se reanude la vista oral, empezarán las declaraciones de los acusados, entre ellas la del extesorero Luis Bárcenas. Pero todavía no hay fecha.

Así, como hsbía pedido la defensa de este acusado, el tribunal que lo juzga ha acordado, por una parte, suspender las sesiones de la vista oral. Por otra parte, ha pedido, "a efectos de determinar la fecha de reanudación", que el médico forense de la Audiencia Nacional examine a Cristóbal Páez "a lo largo de esta semana" y emita un informe sobre su estado de salud y la evolución. De momento, se han suspendido las citaciones de acusados y testigos para esta semana y la que viene, para los días 16, 17, 22, 23 y 24 de febrero.

El exgerente popular siguió las cuestiones previas ya confinado en su domicilio, por videoconferencia. Durante el transcurso de la semana pasada, vio cómo su estado de salud se agravaba. La semana acabó con su ingreso hospitalario por fiebre alta y neumonía. Su abogado, Gonzalo Martínez-Fresneda, comunicó esta circunstancia al tribunal que lo juzga, que ahora ha decidido la suspensión. La fiscalía pide 18 meses de prisión para Cristóbal Páez por el pago de las obras de la sede de Génova con dineros negros provenientes de la caja B del partido.

¿Qué se juzga?

El objeto de esta pieza es el pago de la reforma de una parte de la sede del Partido Popular, en la calle Génova 13 de Madrid, con 900.000 euros de dinero negro procedente de la caja B del partido, donde entraba dinero irregular de grandes empresas y también salían sobresueldos a los principales cargos del partido. Una contabilidad paralela que se prolongó, como mínimo, dos décadas. El juicio también busca aclarar si el PP cometió delito fiscal al no declarar las donaciones presuntamente ilegales de empresarios y si Luis Bárcenas, entonces tesorero de la formación, se quedó con una parte de ese dinero. Está previsto que el juicio se alargue hasta el mes de mayo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat