Las declaraciones de la decana del Col·legi de l'Advocacia de Barcelona, Maria Eugènia Gay, defendiendo la aplicación del artículo 155 y alabando la "calidad excepcional" de la justicia española en el momento actual todavía traen cola. Jaume Alonso-Cuevillas, exdecano de la institución y abogado de Carles Puigdemont, ha insistido en sus críticas en la decana después de que el sábado pidiera la dimisión de los miembros de la junta Jordi Pina y Olga Arderiu, abogados de la defensa en el juicio al procés, y la convocatoria de elecciones en el colegio.

En opinión de Cuevillas, el hecho de que la decana justifique públicamente las actuaciones de los poderes legislativo, ejecutivo o judicicial contra el independentismo "denunciadas como injustas para algunos —muchos— de sus colegiados" no supone únicamente que tome partido sino que cuestiona y limita el derecho de defensa de estos letrados, "especialmente si algunos de este colegiados forman parte del órgano de gobierno de la corporación", añade. Se refiere Cuevillas a Jordi Pina y Olga Arderiu, abogados de Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Carme Forcadell.

El abogado de Puigdemont ha hecho estas manifestaciones en un hilo en Twitter, donde suscribe una carta abierta a Pina y Arderiu publicada por el abogado Jordi Domingo en Vilaweb. Domingo les pide que terminen y fuercen elecciones inmediatas. Domingo critica que la decana utilice a los abogados de los presos políticos "para lavarse la cara y blanquear su actuación".

En este sentido, Cuevillas afirma que Maria Eugènia Gay, como colegiada, puede opinar que el 155 era "inevitable" ante la "deriva incontrolable" que "tomó" Catalunya el año 2017, pero sentencia que "la decana no se puede permitir estos posicionamientos públicos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat