En plena ofensiva del Gobierno español en contra del modelo escolar catalán el periodista Jordi Évole ha demostrado que la inmersión lingüística alcanza su objetivo final, garantizar que los escolares catalanes acaben la etapa escolar con pleno dominio del catalán y el castellano.

Haciendo uso de la ironía, Évole ha aprovechado una conexión en directo en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta -la misma cadena donde él presenta Salvados- para disculparse de sus supuestas carencias a la hora de hablar en castellano. "Pido disculpas por mi castellano", ha asegurado, para añadir: "lo hablo con dificultad porque me eduqué en la inmersión lingüística en Catalunya y ya veis que tengo muchas dificultades para expresarme en castellano".

Su interlocutora en Al Rojo Vivo, Cristina Pardo, ha quedado descolocada ante las palabras de Évole, pronunciadas, gracias a la inmersión lingüística, en perfecto castellano.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat