Gonzalo Boye, abogado del president de la Generalitat, Quim Torra, considera que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos "restituirá" en el cargo a Torra en caso de que el Supremo ratifique su inhabilitación, por lo cual augura que en un futuro coexistirán dos presidents de la Generalitat con iguales derechos. En una entrevista con Efe, Boye se ha referido a la sentencia que inhabilita a Torra por el caso de las pancartas y ha asegurado: "Nosotros estamos convencidos de que si el Supremo no corrige el desastre hecho por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), quien lo hará será el Tribunal Constitucional, cosa que dudo, o el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Esta sentencia no resiste el paso por Estrasburgo".

El abogado ha explicado que si el caso llega a las instancias europeas y estas dan la razón a Torra, la sentencia condenatoria será "anulada" y eso llevará a que se lo "restituya en el cargo y a que coexistan dos presidents de la Generalitat con los mismos derechos. Eso generará un conflicto, y el Tribunal Supremo lo tendría que saber".

Después de confesarse artífice jurídico del exilio del president Carles Puigdemont en Bruselas en Ahí lo dejo, Boye ha revelado ahora los detalles de la ofensiva legal desplegada ante los tribunales europeos en defensa de los líderes del procés en su nuevo libro, Así están las cosas (Roca Editorial). Boye, que a lo largo de las 285 páginas de su nuevo libro explica los secretos de la batalla judicial que libra en los tribunales europeos como representante legal de Puigdemont y del resto de consellers en el exilio, ha explicado a EFE que muchas de las cosas que aplica en el ejercicio de la abogacía las aprendió de su deporte favorito: el rugby.

El jurista chileno ha explicado en su nuevo libro que fue "un error" que él no estuviera presente en alguna de las defensas del juicio en el Supremo a los presos políticos. "Creo que el enfoque del juicio no era el adecuado: había que interactuar mucho con la normativa europea, plantear cuestiones prejudiciales ante el TJUE, poner sobre la mesa la sentencia de Schleswig-Holstein... Creo que si se hubiera hecho, las cosas habrían ido de otra manera", ha explicado.

En el libro, que sale a la venta hoy, explica el sistema de previsión de hechos que puso a disposición de Puigdemont y de otros políticos en octubre del 2017, después del referéndum, para que tomaran la decisión de irse de España o quedarse. "Son unos documentos que denominamos Efecto Dominó, en el que prevemos todos los escenarios que pueden ocurrir. En el libro publicamos el Efecto Dominó 0 y el Efecto Dominó 1, pero nosotros vamos ya para el 20", ha señalado.

Sobre la decisión que tomó la plana mayor de la Generalitat en octubre del 2017, Boye escribe en el libro que algunos lo hicieron "siguiendo consejo legal, otros por decisiones familiares y otros guiados por este falso sol que cada día sale por un sitio diferente" y ha matizado a Efe que cuando habla de este "sol" se refiere al hecho de que "hay gente que se deslumbra con consejos que no tienen ningún fundamento, que son, desde el punto de vista jurídico, bastante esotéricos".

Con respecto a los éxitos conseguidos en las instancias judiciales europeas, como conseguir que el TJUE reconociera la condición de eurodiputados de Puigdemont y del conseller en el exilio Toni Comín, ha destacado que, a su parecer, "se está demostrando que el exilio no ha sido un refugio de cobardes, sino una trinchera de valientes".

A este propósito, ha añadido: "De hecho, a día de hoy, Puigdemont y Comín son inmunes y no pueden volver a España porque el Supremo ha establecido que las prerrogativas e inmunidades de los europarlamentarios no se aplican dentro de España, lo cual es muy grave, porque están dejando en suspenso una norma europea. Y eso a España le pasará factura en algún momento, porque las instituciones europeas estas coñas las aguantan lo justo y necesario".

Y con respecto al horizonte venidero, el abogado ha señalado que las próximas citas importantes del calendario son la vista sobre la euroorden de detención del conseller en el exilio Lluís Puig, el próximo día 23 de junio, y el conocido suplicatorio: la votación del Parlamento Europeo para decidir si decae la inmunidad de Puigdemont y Comín, que podría ser a finales de este año.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat