El francotirador que quería atentar contra Pedro Sánchez había trabajado en el CTTI de la Generalitat como vigilante de seguridad, según ha adelantado Rac1. Ahora se investiga si Manuel Murillo habría pasado información del 1-O a la Guardia Civil mientras trabajaba.

El Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, el CTTI estuvo al punto de mira durante las fechas previas al referéndum por el papel que podría tener en la preparación telemática de la consulta, ya que está por donde pasan todos los sistemas informáticos de la Generalitat.

Se tiene constancia que el vecino de Terrassa que intentó atentar contra Pedro Sànchez trabajó en el centro hasta el 21 de diciembre. Fuentes del CTTI han confirmado que Murillo hizo capturas de imágenes de las cámaras de videovigilancia y que posteriormente hizo llegar a varias personas vinculadas con Guardia Civil.

La policía ha trasladado al juzgado de Terrassa esta nueva rama del caso Murillo para saber si los hechos que han descubierto son constitutivos de algún delito.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat