La Fiscalía se ha opuesto a la retransmisión televisada del juicio por el supuesto delito de daños informáticos en el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas, que comienza el 14 de junio, tal y como ya han hecho el PP y los tres acusados por estos hechos.

En un escrito remitido la semana pasada al titular del juzgado de lo Penal número 31 de Madrid, la Fiscalía Provincial de Madrid se pronuncia de esta forma respecto a la petición del gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de permitir la retransmisión en directo por televisión de este juicio, según ha informado el Ministerio Público en un nota.

La Fiscalía considera que la retransmisión podría perjudicar al desarrollo de la vista oral al conocer unos testigos lo que han declarado los anteriores o incluso los acusados, además de que afectaría a la intimidad de aquellos testigos que no son conocidos por el público.

No obstante precisa que su postura "en ningún caso supone que, dado el interés relevante y público de la causa, se adopten las medidas oportunas para permitir la grabación o puesta a disposición de los medios necesarios para que los medios de comunicación acreditados puedan tener acceso a la citada vista oral y de lo que allí suceda".

Al recibir la petición del gabinete de prensa, el juez dio traslado a las partes y, mientras las acusaciones (IU, Adade y Observatori Desc) han dado su visto bueno a la retransmisión en directo por considerar el juicio "de interés general", las defensas que representan al PP, a la extesorera del partido Carmen Navarro y a José Manuel Moreno, que ocupaba el puesto de director del sistema de informática, se han opuesto por cuestiones de imagen, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Fundamentalmente han alegado que son poco o nada conocidos por la opinión pública y de esta forma se les sacaría del anonimato. También lo ha expresado así el abogado Alberto Durán, que era asesor jurídico del PP, y que ha señalado al juez que si el juicio es televisado él sería el objetivo visual principal y considera que eso dañaría su imagen como letrado.

Ahora la Fiscalía, que desistió de presentar acusación en esta causa, se opone a que se retransmita, si bien pide que se adopten las medidas oportunas para grabar las sesiones del juicio y que todos los periodistas puedan tener acceso al mismo.

El Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid acordó el pasado mes de diciembre la apertura de juicio contra el PP, su extesorero, el informático del partido y por encubrimiento contra Alberto Durán.

La Fiscalía había solicitado el sobreseimiento de este caso y tras la apertura de juicio pidió la absolución del PP y del resto de acusados al considerar que no se ha acreditado ni el delito de daños informáticos ni el de encubrimiento.

Sin embargo, las citadas acciones populares mantuvieron sus acusaciones, mientras que el PP alegó que dado que la única acusación particular que estaba personada en su momento, la de Luis Bárcenas, había desistido de seguir ejerciéndola y que el delito de daños informáticos es de carácter privado era de aplicación la conocida como "doctrina Botín" para archivar el caso.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat