Las 11 escuelas catalanas que diferencian a los alumnos por sexo han ganado al Departament d'Educació el primer pulso judicial para la renovación de los conciertos educativos. Una resolución de un juzgado del contencioso administrativo de Barcelona otorga a estas escuelas una medida cautelar que paraliza un requerimiento del 3 de marzo, en el que Educació pedía "documentación adicional" para concederles la renovación del concierto. Educació dispone ahora de 15 días para contestar la decisión.

La cautelar no es una decisión definitiva pero preanuncia la actitud del juez sobre el caso. En la práctica, el auto viene a decir al departamento del conseller Josep Bargalló (en la foto) que no es legítimo el principal motivo para denegar el concierto a los centros afectados. "Estamos convencidos de que, a la luz de este auto judicial, el Departament renovará por seis años los conciertos de la primaria de las escuelas diferenciadas de Catalunya", dice en una carta a las familias de los alumnos la Institució Familiar d'Educació (IFE), que reúne a estos centros educativos.

Derechos fundamentales

El auto otorga la medida cautelar correspondiente a las cuatro peticiones formuladas por Institució Familiar d'Educació. Obliga al Departament "a que se respeten los derechos fundamentales en el proceso de elección de centro de todos aquellos padres y madres que desean matricular sus hijos e hijas en centros diferenciados", según la citada carta.

También requiere a Educació "que no emita comunicados públicos o haga declaraciones a los medios de comunicación instando a las familias a cambiar de escuela para disfrutar del concierto"; que "no se perjudique a las escuelas diferenciadas en el normal desarrollo del proceso de matriculación", y que "se abstenga de dar ninguna eficacia al requerimiento del 3 de marzo, donde se pedía documentación adicional para conceder la renovación del concierto."

Para IFE, "una vez más, los tribunales han ratificado la plena legalidad de la educación diferenciada y el derecho de nuestras escuelas a recibir financiación pública como cualquier otro centro educativo".

"Cansancio de las familias"

El presidente de la patronal Fapel, Josep Manuel Prats, ha lamentado "el cansancio de las familias de la escuela concertada, y en particular de la diferenciada, por las dificultades que a menudo sufren a la hora de elegir en condiciones de igualdad la escuela de sus hijos e hijas". "Los centros de iniciativa social", añade, "prestan, desde hace décadas, un servicio respetuoso con toda la normativa vigente y con la calidad que Catalunya merece".

Educació argumentó la denegación del concierto porque las escuelas afectadas no habían justificado "las medidas que toman para evitar la desigualdad" y "las razones pedagógicas en que fundamentan la elección del modelo de educación diferenciada por sexos". La resolución provisional del Departament, del 15 de mayo, daba por hecho que las escuelas que optan por este modelo pedagógico quedarían fuera del sistema de conciertos el curso 2021-22, aunque se lo prorrogaba por un año "con el fin de evitar a las familias [un] grave perjuicio". Al resto de centros se les han renovado los conciertos por seis años, como es habitual.

Las escuelas afectadas aseguraron entonces que, aunque se les desconectó del sistema informático del Departament y a pesar de la declaración de estado de alarma, que congeló los plazos administrativos, entregaron la documentación física en el plazo previsto y que Educació la "ignoró". Además, Educació había renovado sin problema los conciertos para las aulas de secundaria de estos centros.

Las cuatro patronales de la escuela concertada han pedido a Educación que rectificara. La resolución (pdf) "no respeta la normativa vigente", según las patronales, que representan a más de un tercio de los alumnos del sistema educativo catalán.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat