Ignacio Cosidó, el portavoz del PP en el Senado, fue el encargado de coordinar la operación para recuperar los papeles de Bárcenas. Cosidó, que en aquel momento ocupaba un cargo en el Ministerio del Interior (director general de la policía española) quería recuperar los documentos sensibles de Bárcenas relacionados con Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, según fuentes de la investigación a las que ha tenido acceso OKDiario.

El diario apunta que Cosidó era quien recibía los informes del comisario Villarejo y, más tarde, de Enrique García Castaño. Para poder recuperar estos papeles de Bárcenas, Villarejo captó como infiltrado a Sergio Ríos Esgueva, que era chófer de la familia Bárcenas. A cambio de 48.000 euros y de un puesto de trabajo como funcionario en la policía española, el chófer facilitó la recuperación de papeles, notas y grabaciones del extesorero del PP.

Además de su cargo en el ministerio, Cosidó era considerado el hombre de la exvicepresidenta Soraya Sánez de Santamaría. El dirigente popular ha sido señalado en OKDiario, por tres de los responsables de la operación policial como la persona que daba las instrucciones a través de la cúpula de la Dirección Adjunta Operativa.

El informe de la operación expone que el ministerio del Interior autorizó el uso de fondos reservados para llevar a cabo una misión secreta que, en todo momento, fue extrajudicial.

El digital asegura que Cosidó estaba al corriente de la operación secreta para recuperar los papeles que implicaban Sáenz de Santamaría, Cospedal y Arenas y que esta se financiaba con dinero cargado en fondos reservados. Este dinero se acostumbra a utilizar para las operaciones contra el crimen organizado y la lucha contra el terrorismo.

Cosidó niega que coordinara ninguna operación

Cosidó ha negado en un comunicado que coordinara ninguna operación para recuperar documentos en poder del extesorero del PP Luis Bárcenas o que tuviera conocimiento de la misma. 

El portavoz popular ha afirmado que es "rotundamente falso que coordinara ninguna operación relacionada con el caso Bárcenas o que tuviera conocimiento de la misma. En ningún caso la hubiera aceptado sin autorización judicial", asegura.

Añade que no es la primera vez que sufre calumnias por parte del comisario José Manuel Villarejo "incluyendo querellas que nunca han sido admitidas a trámite". Y señala que tiene plena confianza en que la investigación judicial en marcha "esclarecerá la verdad y demostrará" que estuvo "absolutamente al margen de estos hechos".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat