Hay personas que tienen síntomas leves de la Covid-19 y otros que sufren la enfermedad de forma grave; algunas de ellas son jóvenes sin ninguna patología previa. ¿Por qué esta diferencia? Dos estudios internacionales con participación de centros catalanes, publicados en la revista Science, aportan luz a uno de los grandes interrogantes del coronavirus.

Los dos trabajos convergen en el mismo lugar: alteraciones en la vía del interferón —la cadena de proteínas ante un virus, es decir, la primera barrera— pueden explicar el 15% de los casos graves. Según uno de los estudios, en más del 10%, los anticuerpos boicotean el propio sistema inmunitario; el otro trabajo descubre mutaciones genéticas implicadas en más del 3% de los casos severos de personas jóvenes.

El consorcio internacional COVID Human Genetic Effort, liderado por la Universidad de Rockefeller de Nova York y el INSERM francés, ha sido el encargado de publicar estos dos estudios, que podrían tener implicaciones directas en la prevención y el tratamiento de la Covid-19.

El consorcio reúne centros de todo el mundo y los estudios son fruto de la colaboración entre centenares de hospitales que estuvieron recogiendo muestras en los momentos más difíciles de la primera ola de la pandemia y de investigadores que han secuenciado y analizado los datos. Entre estos, el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y el Hospital Universitario de Bellvitge; el Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) y el Hospital Universitari Vall d'Hebron; el Campus Can Ruti, con el Hospital Germans Trias i Pujol e IrsiCaixa; el Hospital Universitari MútuaTerrassa y la Fundació Docència i Investigació MútuaTerrassa y el Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG-CRG). También forman parte del consorcio la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA); el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona-CSIC; el Hospital del Mar y la Universitat de Vic.

Mutaciones genéticas en personas jóvenes

Uno de los estudios aporta conocimiento a una de las incógnitas que atormentan del coronavirus: por qué algunas personas de menos de 50 años sin patologías previas desarrollan una Covid-19 grave —aunque no es lo más frecuente.

El consorcio ha analizado el genoma de 659 pacientes con una clínica grave y ha detectado alteraciones en ocho genes importantes en la respuesta inmunitaria contra el virus en más del 3%, mientras que un grupo similar de pacientes asintomáticos o leves no tenían estas variantes. Un mensaje importante es que nadie queda libre de acabar en la UCI. Uno puede tener 25 años y estar completamente sano y desarrollar una Covid-19 grave si tiene unas variantes desfavorables en genes de esta vía", advierte la doctora Aurora Pujol, genetista y profesora del ICREA en el IDIBELL.

Conocer la importancia de estas alteraciones en la evolución de la enfermedad se puede convertir en una herramienta terapéutica y preventiva importante para identificar a la población en riesgo de desarrollar una neumonía severa y facilitar en el futuro el cribado de pacientes que requieren una atención especial. "Ahora que conocemos una de las causas moleculares de por qué algunas personas jóvenes desarrollan formas graves de la enfermedad podemos afinar las opciones terapéuticas", recalca la genetista del IDIBELL.

Autoanticuerpos contra el sistema inmunitario, sobre todo en los hombres

Los resultados genéticos se complementan con los de un segundo estudio, que describe una respuesta autoinmunitaria contra los interferones. Los investigadores examinaron a 987 pacientes con neumonía grave por Covid-19 y descubrieron que más del 10% tenían anticuerpos propios contra los interferones en el inicio de la infección.

De los 101 pacientes con estos anticuerpos, 95 eran hombres. "Este sesgo sugiere la presencia de algún factor genético, que podría estar localizado en el cromosoma X y que de alguna manera favorece la aparición de este fenómeno autoinmunitario de forma más prevalente en hombres", apunta el doctor Roger Colobran, investigador del Grupo de Investigación en Inmunología Diagnóstica del VHIR.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat