El desbarajuste provocado ayer y hoy con las solicitudes de los ayuda de 2.000 euros del Govern de la Generalitat para los autónomos afectados por la crisis del coronavirus ha obligado esta tarde a la consellera de Presidència, Meritxell Budó, a pedir disculpas en nombre del ejecutivo catalán. Después de dos jornadas con problemas, este mediodía la conselleria de Treball ha acabado de repartir las ayudas y ha cerrado la web al completar los 10.000 beneficiarios previstos. Budó ha asegurado que el Govern intentará poner más recursos para los autónomos que no han podido acceder a estas ayudas.

"El sistema ha ido con mucho retraso y complicaciones por la avalancha de peticiones. Lamentamos que no haya ido como debería. Pido disculpas en nombre del Govern a la gente que ha estado haciendo intento tras intento de acceso y finalmente no han podido tramitar esta ayuda, sobre todo aquellas personas que están en aquellos colectivos más afectados," ha asegurado Budó en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu durante la cual también ha admitido que era evidentes que las ayudas eran insuficientes para cubrir la demanda.

El Govern ha argumentado que tenía el sistema dimensionado para un acceso de 3.000 usuarios al minuto y ayer se registraron 4.000 usuarios por minuto, y que, aunque se corrigió el sistema y se redimensionó para 15.000 usuarios por minutos, hoy se han registrado 18.000 por minuto.

Tensión Homrani-Puigneró

La consellera ha reconocido que el Govern no fue capaz de prever la avalancha de peticiones y ha explicado que esta tarde ha convocado una reunión de los departamentos de Vicepresidència, Presidència, Treball y Polítiques Digitals, para abordar la situación y estudiar la posibilidad de ampliar las ayudas destinadas a este colectivo.

No obstante, ha negado que haya habido una batalla partidista entre las conselleries de Treball, que encabeza el republicano Chakir el Homrani, y la de Políticas Digitales, de Jordi Puigneró, de JxCat, para atribuirse las culpas.

Responsabilidad del Estado

La consellera ha insistido que "el problema real" es que el Govern no tiene "suficiente dinero para hacer frente a lo que la gente necesita". La consellera ha subrayado que 400 millones en ayudas a los sectores afectado como la semana pasada aprobó el Govern "es mucho dinero", mientras desde el Estado, reprocha, las ayudas son inexistentes.

"El apoyo del Estado a los autónomos no sólo ha sido cero euros, sino que ha sido incrementar la cuota. Esta es la realidad y también la tenemos que poner encima de la mesa. Ninguna ayuda por parte del Estado español a los sectores afectados. De hecho, recordemos que el Estado no está pagando los Ertos desde el 12 de agosto", ha denunciado, para reclamar de nuevo al Estado que invierta para ayudar a estos sectores.

Plan de choque

Precisamente la reunió que han mantenido por la tarda el vicepresidente, Pere Aragonès, i Budó con los consellers de Treball, Chakir el Homrani, y el de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró, ha concluido con la exigencia al gobierno del Estado de que "aborde con la máxima celeridad un plan de choque de apoyo económico y social, que incluya la moratoria de impuestos y cotizaciones sociales para los sectores más afectados".

"En el ámbito laboral és necesario que el Estado ofrezca soluciones inmediatas a los trabajadores y trabajadoras afectados por el bloqueo en la tramitación de los ERTO, el cobro del subsidio de paro y el Ingreso Mínimo Vital", reclama el Govern en un nota que ha hecho pública después de la reunión.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat