El enaltecimiento del franquismo y las apologías a Franco y sus acólitos deberán terminarse una vez aprobada la reforma del Código Penal que prevé incorporar como delito la apología y exaltación del franquismo.

Ello llevaría, según avanza Moncloa.com, al final de aquellos bares y restaurantes que han hecho de la loa al dictador su principal reclamo, puesto que captar clientes con iconografía de la dictadura podría pasar a ser delito, tal como ocurre en Alemania respecto a la simbología directamente relacionada con el nazismo. Sus propietarios podrían verse obligados a retirar todo aquello que enaltezca el franquismo.

La ruta del 36

De hecho, ello comportaría el final de la llamada ruta del 36, un conjunto de bares y restaurantes franquistas situados en varios puntos de la geografía española, donde la imagen de Franco o el cancionero falangista forman parte del menú habitual.

Así, establecimientos como el bar franquista regentado por un chino en Madrid o el restaurante de Ciudad Real que descuelga el teléfono con un ‘Arriba España’ podrían dejar de dar franquismo como plato del día y, o bien cerrar, o bien reciclarse como establecimiento de hostelería sin incurrir en delito.

El ‘merchandising’, también en la picota

Otro sector que podría incurrir en delito es el del ‘merchandising’, es decir, el de la venta, en tiendas o vía internet, de productos relacionados con el franquismo, desde ropa y todo tipo de complementos hasta bebidas alcohólicas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat