JxSí y la CUP-CC han llegado a un acuerdo político global sobre la Ley de Transitoriedad Jurídica. Este acuerdo posibilita que avance la tercera de las Leyes de Desconexión que han de allanar el camino hacia la independencia y es el resultado de más de seis meses de debate en que se ha trabajado sobre el articulado de la ley dando cumplimiento del plazo establecido en el Debate de Política General.

El objetivo de esta ley se expresa en el artículo 1 del texto: "Catalunya se constituye en una República de derecho, democrática y social". Se suma a la voluntad de garantizar la máxima seguridad jurídica en la transición a la República, una vez ganado el referéndum por la independencia.

Según han comunicado las dos formaciones, la ley contiene los siguientes epígrafes:

Preámbulo

1. Disposiciones generales, nacionalidad y territorio;

2. La sucesión de ordenamientos y de administraciones;

3. Los derechos y los deberes;

4. El sistema institucional;

5. El Poder Judicial y la administración de Justicia;

6. Las finanzas;

7. Referéndum de independencia;

8. El proceso constituyente;

9. Disposiciones finales y de inaplicación.

La ley dota y habilita a las instituciones públicas catalanas de las herramientas para el ejercicio del derecho a la autodeterminación, de acuerdo con la voluntad mayoritaria de la sociedad catalana. Junts pel Sí y la CUP-CC están trabajando en los diferentes escenarios con el fin de incorporar el mayor número de fuerzas políticas en la preparación y convocatoria del referéndum sobre la independencia. Por este motivo, este epígrafe de la ley se encuentra pendiente de concretar.

En cuanto al articulado de la ley, de momento no se ha dado a conocer en su redactado concreto, para evitar una impugnación.

Dos leyes ya tramitadas

La ley de transitoriedad jurídica es la tercera de las leyes de desconexión: las otras dos, la que crea una hacienda propia catalana y la que crea una agencia de protección social, ya han sido presentadas y admitidas a trámite.

Es la más destacada porque tiene que servir para hacer efectivos dos puntos clave de la hoja de ruta soberanista: la celebración del referéndum y la desconexión definitiva entre Catalunya y el resto del Estado.

Los dos partidos independentistas tienen previsto tramitar esta norma como una proposición de ley firmada por los dos grupos, y harán público su contenido cuando la lleven al registro de la Cámara, para lo que por ahora no hay fecha.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat