Las elecciones escocesas del pasado 8 de mayo dieron una amplia victoria al movimiento independentista. Hoy, la líder del Partido Nacional Escocés (SNP), Nicola Sturgeon, ha revelado que ha iniciado conversaciones con los Verdes para una posible coalición y formar así, un gobierno fuerte.

Después de que Sturgeon se quedara a un escaño de la mayoría absoluta, consiguió 64, ahora ha asegurado en una intervención en Holyrood que en las discusiones para un acuerdo "potencialmente innovador" no están "poniendo ningún límite a la ambición".

No descarta un "acuerdo de cooperación"

En su discurso, Sturgeon ha apuntado que, aunque el acuerdo no está "garantizado", "no es impensable que un acuerdo de cooperación pueda llevar a tener un ministro o ministros de los Verdes en el gobierno".

Con el aumento de escaños tanto del SNP como de los Verdes, que obtuvieron 8, el parlamento escocés ha aumentado la mayoría independentista con respecto a la legislatura pasada. Esta vez contarán con 72 de los 129 diputados, en lugar de los 69 (63 para los de Sturgeon y 6 para los de Patrick Harvie) de 2016.

El bloque unionista suma 57 escaños

El bloque unionista obtuvo 57 escaños: 31 para el Partido Conservador, 22 del Partido Laborista y 4 para los Liberal Demócratas.

El partido independentista Alba (Escocia, en gaélico), creado por el exlíder del SNP Alex Salmond para estas elecciones, fracasó y se quedó sin representación en el Parlamento.

Segundo referéndum

Lo que está claro es que uno de los puntos clave del próximo gobierno será el establecimiento de una hoja de ruta hacia un segundo referéndum. Esta vez, Escocia ya tiene a punto la propuesta de ley para su consulta de independencia.

El ministro de Asuntos Constitucionales del gobierno escocés y presidente del SNP, Michael Russell, firmó el pasado 22 de marzo el proyecto de ley que permitirá en Escocia celebrar el segundo referéndum de independencia.

"El gobierno escocés cree que el pueblo de Escocia tiene derecho a decidir cómo se recupera de la pandemia y qué tipo de país desean construir después de la crisis. El gobierno cree que tendría que haber un referéndum de independencia en el próximo periodo legislativo del Parlamento escocés una vez que haya acabado la crisis de salud pública por la Covid-19," explicó el ministro en el documento dónde se publica la pregunta, la papeleta y la posible fecha del referéndum.

 

Imagen principal, Nicola Sturgeon / ACN

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat