endesa cop25

¿Sabes qué es la domótica? La enciclopedia lo define como el "conjunto de técnicas informáticas y teleinformáticas aplicadas a la automatización del funcionamiento de las viviendas". O smart home, como se conoce más coloquialmente. Y es que el concepto de casa inteligente está cada vez más extendido entre la sociedad. Pequeños cambios en la manera de encender las luces o programar desde el mismo teléfono móvil cuando se arranca y cuando se apaga la calefacción, por ejemplo, son tecnologías que ya se empiezan a ver en varios congresos como el Smart Cities o el Mobile World Congress. Y es que la casa inteligente es sinónimo de hogar sostenible. Y sostenible es sinónimo de respeto con el medio ambiente y también de eficiencia y ahorro a nivel económico, por lo que el bolsillo a final de mes también lo agradecerá.

Según los estudios, hasta un 8% de los gases emitidos en las ciudades proviene de los edificios y el sector residencial, una cifra considerable que se puede rebajar considerablemente si los usuarios hacen algunos cambios en casa. Te explicamos cómo funciona y qué opciones hay:

  • Cerraduras inteligentes

Empezamos por el principio. La smart home es todo lo que está incluido en el hogar, y eso también implica la puerta de entrada, del garaje, las ventanas y, en definitiva, todo el sistema de cierre y apertura de la casa. Las cerraduras inteligentes son bien útiles para todos aquellos que a menudo se olvidan las llaves de casa y también, en contra de lo que se acostumbra a poner en duda, por un tema de seguridad. Llamar al cerrajero nocturno será cosa de la historia.

Las cerraduras inteligentes son dispositivos que permiten configurar el cierre y apertura de las puertas de varias maneras, según la opción que más atractiva parezca al usuario. La que acostumbra a ser más económica es la de la huella dactilar, algo que no es nuevo, ya que en varias instituciones o incluso bancos ya hace años que se utiliza el sistema de huellas para enfatizar la seguridad. Estos sistemas ofrecen hasta una serie de huellas diferentes que el usuario puede programar para que varias personas puedan entrar en la casa, o incluso en la oficina, ya que es un sistema muy práctico para los trabajadores a la hora de fichar la entrada y la salida del centro de trabajo. Un sistema de estas características se puede encontrar por unos 100 euros.

sebastian scholz nuki IJkSskfEqrM unsplash

Foto: Unsplash

Pero no se acaba con las huellas. Cada vez hay más empresas que se dedican a mejorar los sistemas de cierre por temas de seguridad. Una de las que está actualmente creciendo más es AkilesApp, que a través de un software con seguridad controlada por la nube, encriptación de cada extremo y un control sobre cada acceso a la casa, permite que el usuario abra o cierre las cerraduras con un clic desde su aplicación, por mucho que esté a distancia. Es algo útil si se tienen invitados en casa unos días y no se quiere correr el riesgo de dejar las llaves, o sobre todo para pisos turísticos y empresas. Además, a nivel de seguridad, el sistema te ofrece un control total de los accesos a la casa.

  • Iluminación a golpe de clic

Un sistema de iluminación domótica en el hogar es más confortable y, al mismo tiempo, mejora la eficiencia energética y la seguridad de la casa. A golpe de clic el usuario puede encender o apagar las luces, regular la intensidad y cambiar la tonalidad. La comunicación con las bombillas se puede llevar a cabo desde diferentes medios como un cableado propio de control, a través de la propia línea eléctrica o sin hilos.

Las bombillas también se han hecho inteligentes. Un ejemplo es la nueva línea de bombillas inteligentes de Philips, que ha lanzado en el mercado su línea de productos Hue con luces, bombillas, tiras LED y una gran integración con servicios como IFTTT que permiten al usuario crear recetas automáticas y personalizadas, como que se enciendan automáticamente las luces de la cocina cuando estemos a cinco metros de casa. Este tipo de bombillas funcionan colocándolas en una luz y se pueden gestionar de manera automática, sin necesidad de acercarse al interruptor para que funcione. Estas bombillas se pueden encontrar por unos 6-10 euros y acostumbran a ser compatibles con Google y Amazon y varias marcas.

smart hombre 3317440 1920

Foto: Pixabay

Y no todo acaba con la luz, sino que cualquier aparato no inteligente lo puede ser, sólo depende de dónde esté conectado, porque ya existen enchufes inteligentes que convierten el aparato. De esta manera, conectando cualquier electrodoméstico como una cafetera a uno de estos enchufes, puedes tener el café preparado con una orden de voz o haciendo clic a una aplicación de móvil. Eso sí, los enchufes compatibles acostumbran a ser de la misma marca; Google y Amazon, por ejemplo, tienen enchufes compatibles para los electrodomésticos de sus propias marcas. Estos enchufes acostumbran a tener un coste de unos 15 euros.

Estas soluciones, además de hacernos la vida más cómoda, permiten gestionar mejor la electricidad y la energía que gastamos en casa, cosa que ayudará a ser más sostenibles en nuestro día a día y además rebajar el precio de las facturas.

  • Climatización y termostato

En un inicio, la domótica en el hogar parecía que sólo servía para poner la calefacción antes de llegar a casa para que la casa estuviera caliente al llegar. Pero controlar el termostato va mucho más allá de tener caliente la casa. Los termostatos inteligentes pretenden conseguir espacios más eficientes, que se adapten a la situación según las temperaturas y según si hay gente o no.

Éstos te permiten crear programas de calor personalizados y también controlar la calefacción desde cualquier lugar, y también se adaptan dependiendo de cuánta gente hay. Con estos aparatos, que pueden costar entre 170 y 400 euros dependiendo de la marca y del modelo, también se consigue una mayor eficiencia y, a fin de mes, una factura más barata.

smart hombre 3920905 1920

Foto: Pixabay

  • Altavoces inteligentes

Las series y películas futuristas ya nos han aproximado a este tipo de tecnología. Lo que podía parecer una cosa de marcianos como preguntar en voz alta por la casa "¿Qué tiempo hará hoy?" o pedir que suene una canción sin necesidad de moverse del sofá o mientras haces otras cosas, ahora ya es una realidad con los altavoces inteligentes. Y es que puede parecer que los asistentes de voz han llegado hace poco, pero si paramos a pensar nos daremos cuenta de que hace muchos años que existen en nuestras vidas a través de los smartphones.

sebastian scholz nuki Fh3Dtg6QX4Q unsplash

Foto: Unsplash

El altavoz inteligente no es más que uno nuevo formato para introducir la tecnología de asistencia de voz dentro de los hogares. De esta manera ya no depende únicamente de tu smartphone, sino que puedes tener siempre disponible la tecnología del hogar en cualquier rincón sin necesidad de llevar el móvil encima. Los hay de muchos tipos y diversas grandes compañías ya han presentado sus propuestas, como es el caso de Amazon con el asistente Alexa o Google con el Google Home. "Alexa, ¿cómo está el tráfico para llegar en X lugar?", por ejemplo, ya es el día a día de varios hogares. Y no sólo sirven para eso, también se los puede pedir que pongan en marcha la lavadora a una hora concreta y otras funciones. Entre los diversos modelos, que rondan entre los 100 y los 500 euros, más tarde también se pueden añadir los complementos que se quieran.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat