El entrenador del Barça, Lluís Cortés, cree que ayudará de cara a la final de la Women's Champions League el hecho de no ser favoritas. El rival de este sábado en el Ferencváros Stadium de Budapest será el Olympique de Lyon.

"Estamos acostumbradas a jugar la Liga y la Copa como favoritas, pero jugar la final de la Champions con las cartas cambiadas creo que nos ayuda a no tener esta presión, y esto es bueno, porque todo aquello que venga será positivo", ha analizado. Para Cortés, esta final europea es "el reconocimiento al buen trabajo que ha hecho este club al profesionalizar la sección y también un reconocimiento a todo el fútbol español, a muchos clubs y muchas escuelas que están haciendo un gran trabajo en el ámbito nacional".

"Estamos en un procés que no acaba el sábado. Estamos en el camino correcto, pero es evidente que tenemos que hacer cosas mejor, porque sino habríamos ganado la Liga y la Copa. En este sentido, tenemos que ser autocríticos", ha subrayado Cortés.

Delante tendrán al Lyon, un equipo que disputará su octava final de la Champions en los últimos diez años. Las francesas han ganado cinco veces el trofeo, las últimas tres de forma consecutiva, pero Cortés se muestra optimista. "Hemos hecho una temporada de menos a más y llegamos con buenas sensaciones. Vamos con toda la ambición y la ilusión del mundo a ganarla. Tenemos ganas de competirla. Todos sabéis el equipo que es el Lyon y el presupuesto que tiene. A una eliminatoria a doble partido sería más difícil, pero en una final todo es posible", ha apuntado.

Para conquistar su primera Copa de Europa, el Barça no podrá contar con una de sus piezas fundamentales en el medio del campo, la francesa Kheira Hamraoudi, expulsada en las semifinales contra el Bayern de Munich. En cualquier caso, el técnico del conjunto blaugrana se ha mostrado convencido que su equipo tendrá su oportunidad sábado y ha dado la receta para batir al Lyon: "A nivel defensivo, tenemos que estar juntas, evitar los duelos individuales y que pueden asociarse entre líneas. Y en ataque, aprovechar los espacios que dejan cuando están atacando. Sabremos que nos tocará correr más que nunca".

El reto será disputarle la posesión a "un equipo que no está acostumbrado a defender sin pelota", ha afirmado Cortés, a quien espera "cualquier escenario" en la final y por eso ha revelado que "ha estado ensayando los penaltis". Lo que sí tiene claro el entrenador catalán es que si derrotan al pentacampeón de Europa será siendo fiel a su estilo: "Creo que nos equivocaríamos si quisiéramos hacer una cosa diferente. Tenemos un modelo de juego lo bastante claro. Introduciremos alguna modificación, pequeños matices, pero con un planteamiento diferente no seríamos capaces de tener éxito".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat