El hijo del italiano de Rafel Nadal (editorial Planeta y Columna) ha sido el libro de ficción más vendido en catalán de este Sant Jordi. El libro que ganó el premio Ramon Llull, de nuevo, figura en la lista de los más vendidos. Se trata de una historia sobre un gran grupo de marineros italianos que se vieron internados en Calella durante la Segunda Guerra Mundial y trastocaron la vida del pueblo.

Con respecto a la no ficción, el éxito de ventas ha sido Contes des de la presó de Oriol Junqueras, según el Gremi de Llibreters de Catalunya. 

También el Sant Jordi

El libro que ganó el premio Sant Jordi, Digues un desig, de Jordi Cabré (ed. Enciclopèdia), ha conseguido la segunda posición entre los más vendidos en catalán (en una fecha en que se vende mucho más en catalán que en castellano). Sílvia Soler, con un libro publicado también por Columna, El fibló, se ha situado en tercera posición en las listas.

Gonzalo Boye parada|puesto Sant Jordi El Nacional - Sergi Alcàzar

Foto: Sergi Alcàzar

La represión, protagonista en la no ficción

Entre los libros de no ficción, en catalán ha triunfado el libro de Junqueras dedicado a sus hijos: Contes des de la presó (Ara Llibres). Y lo sigue detrás Tres dies a la presó (Rosa dels Vents), el libro surgido de las conversaciones entre Jordi Cuixart, el líder encarcelado de Òmnium Cultural, y la periodista Gemma Nierga. En castellano el más vendido también ha sido un libro sobre la represión al independentismo: Y ahí lo dejo. Crónica de un proceso (Roca Ediciones), de Gonzalo Boye, el abogado del president Carles Puigdemont.

Espinosa al frente en castellano

Albert Espinosa ha conseguido situarse ante la lista de los más vendidos de ficción en castellano con Lo mejor de ir es volver (Grijalbo). Le siguen Santiago Lorenzo, con Los asquerosos (Blackie Books), y Javier Castillo, con Todo lo que sucedió con Miranda Stuff (Penguin Random House).

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat