En Catalunya 1.320.000 personas son usuarias de juegos. Y el número de jugadores va en continuo crecimiento. Con el número actual de jugadores, a unas 6 horas por semana por término medio por jugador, eso supone un total de 400.000.000 de horas destinadas a los juegos en el último año en Catalunya. Y durante todo este tiempo, los jugadores prácticamente no tendrán contacto con el catalán. Sólo el 9% de los títulos producidos tienen la opción de jugarse en catalán. La Plataforma per la Llengua ha iniciado una campaña para denunciar la situación crítica de la lengua catalana en este sector.

Dominio del inglés, marginación del catalán

Todos los juegos para videoconsolas que se venden están en inglés, y un 93% dan la opción de jugar en castellano. El catalán, en cambio, sólo es activable en un 9% de los juegos. Además, en realidad, la mayoría de los juegos en catalán están hechos para Android, o son programas financiados por TV3 o por otras instituciones públicas catalanas. La mayoría de los juegos en catalán van dirigidos a niños, y no a jóvenes o a adultos. Ninguno de los 10 videojuegos más jugados o vendidos a Catalunya está disponible en catalán. Eso sí, podemos encontrar en catalán los juegos situados en el puesto 12 de ventas (Minecraft) o en el 13 de frecuencia de juego (Rust).

La dificultad de comprar juegos en catalán

La Plataforma per la Llengua ha realizado un estudio y ha denunciado que en algunos grandes establecimientos del sector, como la FNAC, el Corte Inglés o Game, no se comercializan juegos en catalán. En los grandes portales de venta de juegos por internet, no se puede hacer ninguna búsqueda de juegos por idioma, y no se especifica en qué lengua el juego está disponible. En algunos establecimientos se quejan de que los distribuidores y productores no facilitan juegos en catalán. En realidad, en muchas plataformas de venta ni siquiera figura el catalán como lengua disponible. El catalán, sencillamente, no existe.

En Catalunya, sin catalán

Lo más sorprendente es que Catalunya tiene una fuerte concentración de empresas del sector del videojuego. La cuarta parte de las empresas del ramo en el Estado se concentran en Catalunya, donde hay algunas de las compañías líderes en este campo. Pero ni siquiera las empresas que están en Catalunya tienen un comportamiento lingüístico modélico. En muchas de ellas, incluso la página web está sólo en inglés. Y ofrecen el juego y sus instrucciones sólo en inglés, o en inglés y castellano. Y eso, que según el código de consumo, estarían obligadas a ofrecer a los usuarios las instrucciones de los juegos en catalán. A pesar de todo, es muy difícil para las autoridades fiscalizar eso, sobre todo cuando muchos productos se comercializan online.

La reivindicación

Hay una cierta demanda, por parte de algunos sectores de la comunidad de jugadores, de acceder a los juegos en catalán. Hace años se iniciaron campañas en este sentido en change.org, y ha habido algunas quejas por la marginación lingüística en las redes sociales y en las webs de jugadores de videojuegos. AraVadeJocs promovió en el 2011 un tuit masivo bajo la etiqueta #VolemVideojocsencatala. Actualmente hay un par de iniciativas, en las redes sociales, en favor de los videojuegos en catalán. En realidad, algunos de los juegos se han traducido gracias a traducciones populares impulsadas por grupos de jugadores con el acuerdo de los fabricantes. La Generalitat ofrece a las empresas, desde el 2012, ayudas a la traducción de productos y servicios tecnológicos

La campaña de Plataforma per la Llengua

La Plataforma per la Llengua es contundente: “¡Tenemos derecho a divertirnos con videojuegos en catalán!”. La campaña actual apunta a varios objetivos. En primer lugar intenta concienciar a los jugadores sobre sus derechos lingüísticos, para que demanden más estos productos. Por otra parte, trata de concienciar a las empresas creadoras de juegos, proponiéndoles también las traducciones impulsadas por comunidades de juegos. Paralelamente exigirá que las administraciones públicas tomen partido por el catalán, mediante sus leyes y sus ayudas. El objetivo final es que el catalán acabe por figurar en todos los juegos y todas las plataformas de venta.

Los actos

El primer acto de la campaña de Plataforma fue un encuentro en los Cinemes Girona en que Joan Maria Pou y Francesc Garriga hicieron de locutores, en directo, de un partido del videojuego FIFA16, como una estrategia para reclamar que el juego FIFA17 ya aparezca en catalán. El Barça se sumó al acto. Además, la Plataforma ha abierto una recogida de firmas: “Queremos el FIFA17 en catalán” a través de la plataforma Cambia.cat. En una semana ha obtenido 3.000 firmas, y se espera llegar a las 16.000. Plataforma per la Llengua todavía no ha podido valorar la campaña, pero son optimistas con respecto a su evolución

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat