Los Mossos d'Esquadra han instruido hasta octubre de 2017 un total de 10.968 denuncias de violencia de género, un 3,5% más que en el mismo periodo de 2016, mientras que las víctimas menores de edad han aumentado un 11,1%, según ha informado el cuerpo en un comunicado este jueves.

Se trata de jóvenes que han denunciado a sus parejas o ex-parejas o que son hijos de mujeres maltratadas que también fueron agredidas en el momento de presentar su caso.

Ocho mujeres asesinadas

La policía catalana ha contabilizado a ocho mujeres asesinadas por violencia machista —una de ellas es una hija menor de edad— que a la vez han dejado huérfanos a nueve descendientes, cinco de ellos menores.

En cinco de estos casos los Mossos han detenido al presunto autor, mientras que en el resto el supuesto agresor se había suicidado antes de que los agentes pudieran interceptarlo.

Las diversas caras de la violencia de género

El cuerpo recuerda que la violencia de género se hace visible en varias facetas: violencia física, psicológica, sexual y económica.

De ellas, la psicológica —amenazas, coacciones, vejaciones, acoso y trato denigrante— supone el 42,2% del total, seguida de la física (40,1%), mientras que la sexual representa el 2,7% y el resto de violencias —donde se incluye la económica— supone el 15% de los casos.

Más menores detenidos

Los Mossos han detenido a 4.533 hombres relacionados con agresiones machistas y 29 de ellos, el 0,7%, eran jóvenes menores de edad, cinco más que los que detuvieron en 2016.

Este 2017, el 99,3% de los detenidos han sido mayores de edad, sobre todo de la franja de entre los 21 y los 50 años, que suman el 83,% del total, horquilla que coincide con la edad de la mayoría de víctimas, que se sitúa entre los 31 y los 40 años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat