La dopamina es un neurotransmisor que influye en el aumento de la frecuencia y presión cardíacas, en el incremento de la atención, en la regulación de la actividad de las articulaciones y los músculos y en aspectos decisivos como el sueño la memoria, el humor y la solución de problemas.

Asimismo, regula la motivación, el placer y el deseo. Dicho de otra manera, se encarga del circuito de la recompensa. Si los niveles de dopamina están bajos se produce una menor motivación y una caída del entusiasmo. Es el sistema nervioso el que se encarga de equilibrar los niveles de esta hormona en nuestro organismo, pero de forma natural se puede ayudar a incrementarlos mediante los siguientes consejos.

RisaLa dopamina se encarga del circuito de la recompensa en los seres humanos

Ejercicio y relajación

Diversos estudios científicos han demostrado una relación clara  entre el ejercicio físico y el incremento de los niveles de dopamina. De la misma manera, esto también sucede con la meditación y la relajación. Se han encontrado evidencias del beneficio de la meditación tras practicarla durante una hora y también con la práctica regular de yoga.

Proteínas y otros alimentos

El chocolate negro, los pimientos, la avena, el salmón y los garbanzos son, entre otros, alimentos que han demostrado ser eficaces para aumentar los niveles de dopamina del cuerpo humano.

La luz del sol

La falta de luz solar afecta al estado de ánimo del ser humano y disminuye la actividad de los neurotransmisores. Por eso conviene exponerse al sol entre 15 y 20 minutos al día durante las primeras horas de la jornada o a durante las últimas hora de la tarde. Así no pondremos en riesgo el daño que puede sufrir la piel.  

Tomando el solLa exposición moderada a la luz solar ayuda a incrementar los niveles de dopamina

Música

Existen estudios que demuestran a través de imágenes cerebrales que escuchar música estimula la liberación de dopamina en el cerebro. Por eso también su acción beneficia a personas que sufren Parkinson, ya que ayuda a mejorar su control de la motricidad fina. Según la ciencia, son las melodías instrumentales las que producen un mejor efecto en ese sentido.

Cuidar el intestino

El cerebro y el intestino tienen una relación muy estrecha, por eso al intestino se le conoce también como el segundo cerebro, debido a que contiene una gran cantidad de células nerviosas que tienen que ver con la función de los neurotransmisores, incluida la dopamina. Llevar una dieta saludable e ingerir algún suplemento probiótico bajo prescripción médica puede ser una ideal para el cuidado de un órgano tan importante para la salud.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat