Los probióticos son un tipo de alimentos entre los que se encuentran los yogures, el queso, el chucrut o la kombucha que contienen microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino, ayudando a mejorar la respuesta inmune del organismo y mejorando la capacidad de hacer frente a determinadas infecciones.

En los últimos años se han descubierto una gran cantidad de beneficios para la salud, principalmente para el sistema inmunitario gracias a que favorecen el equilibrio de bacterias en nuestro intestino. Ahora una nueva revisión ha encontrado que ya sea solos o en combinación con prebióticos –un ingrediente que contienen algunos alimentos como la fibra de las frutas o verduras que no son digeribles y cuando llegan al intestino favorecen el desarrollo de las bacterias beneficiosas–, los probióticos pueden ayudar a reducir los síntomas de depresión en una persona.

Depresión (1)

Señor ventana

El artículo aparece en la revista BMJ Nutrition, Prevention & Health. Todo tiene que ver con el llamado eje intestino-cerebro, que describe la relación entre el microbioma intestinal de una persona y su sistema nervioso central, que incluye el cerebro y la médula espinal.  En los últimos años se ha descubierto que a través de ambos pasa mucha más información de la que se pensaba, por lo que se ha concluido que el buen estado del intestino puede afectar a los trastornos del sistema nervioso central, incluidos algunos relacionados con la salud mental

Los científicos realizaron una revisión de estudios llevados a cabo entre 2003 y 2019, que involucraran a participantes mayores de 18 años que hubieran sido diagnosticados con ansiedad o depresión y que recibieran una intervención dietética prebiótica o probiótica. Todos demostraron claramente un beneficio positivo de una intervención probiótica en la dieta para la reducción de los síntomas de la depresión. Sin embargo, los prebióticos por sí solos no tuvieron ningún efecto significativo. 

Si bien las intervenciones probióticas o combinadas prebióticas y probióticas redujeron efectivamente los síntomas de depresión, los autores encontraron poca evidencia de que redujeran los síntomas de ansiedad.  Según concluyen, la evidencia inicial parece prometedora y deja en claro que la investigación futura que explora la relación entre el microbioma intestinal y los problemas de salud mental puede ser muy valiosa. 

Estos son algunos de los alimentos probióticos que puedes tomar a menudo para mejorar la salud intestinal:

Yogur griego

Está considerado uno de los yogures más saludables, por su alto contenido en grasas saludables y proteínas, así como bajo en azúcares. Tiene gran cantidad de probióticos.

Kéfir de leche

Bebida similar al yogur aunque de carácter más ácido, producida tras las fermentación provocada por levaduras y bacterias. Se puede comprar o hacer de forma casera.

Kombucha

Té de Kombucha

Se trata de una bebida que procede de la fermentación del té dulce, a partir de bacterias y levaduras. Se puede adquirir directamente o fabricarlo de forma casera a partir de té, agua, azúcar y el hongo de la Kombucha, llamado scoby. Sin embargo, debido a los posibles riesgos de hacerlo manualmente (el agua debe estar filtrada, hay que mantener las condiciones higiénicas, no utilizar ningún productos que pueda alterar la fermentación…) es aconsejable comprarlo ya hecho para evitar posibles riesgos, sobre todo aquellos que no conozcan bien la técnica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat