El potasio es un nutriente esencial que el cuerpo requiere para llevar a cabo diferentes funciones, entre las que se incluyen el buen funcionamiento del corazón manteniendo el ritmo de los latidos de forma constante, el equilibrio normal del agua en el organismo, el equilibrio ácido-base que determina el ph, el correcto movimiento de los músculos y la actividad neuromuscular, participando en la transmisión del impulso nervioso.

La deficiencia severa de potasio se llama hipocalemia, y se produce cuando los niveles de potasio de una persona caen por debajo de 3,6 milimoles por litro. Cuando bajan de los 2,5 se considera una hipocalemia grave y puede ser mortal. La deficiencia es fruto de que la persona no obtiene suficiente potasio de su dieta o pierde demasiado potasio a través de diarreas o vómitos prolongados. Los síntomas dependen de la gravedad de la deficiencia, pero suelen generar numerosos inconvenientes y es necesario acudir a un especialista. Estos son los síntomas más importantes.

Paciente

Estreñimiento

El potasio juega un papel importante en la transmisión de mensajes del cerebro a los músculos y en la regulación de las contracciones musculares. Los niveles bajos de potasio pueden afectar a los músculos de los intestinos, lo que puede retrasar el paso de los alimentos y los desechos. Este efecto en los intestinos puede causar estreñimiento e hinchazón.

Fatiga

Al ser un nutriente esencial presente en todas las células y tejidos del cuerpo, cuando los niveles descienden se ven afectadas una amplia gama de funciones corporales, lo que puede conducir a bajos niveles de energía y fatiga física y mental. 

Hipertensión

El potasio tiene un papel importante en la relajación de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a reducir la presión arterial de una persona. También equilibra los niveles de sodio en el cuerpo. Los niveles bajos de potasio pueden conducir a un aumento de la presión arterial.

Debilidad muscular

La deficiencia de este nutriente puede provocar debilidad muscular general y calambres, sobre todo cuando realiza una actividad física intensa o por estar en un clima cálido a menudo puede provocar debilidad muscular o calambres.

Poliuria

El potasio ayuda a los riñones a mantener el equilibrio de agua en el cuerpo y el torrente sanguíneo y su carencia afecta a estos órganos y limita su capacidad de eliminar los productos de desecho y regular los niveles de líquidos y electrolitos. La hipocalemia conduce a un aumento de la micción, que se denomina poliuria. 

Plátanos

Los alimentos más ricos en potasio para mantener los niveles equilibrados son las frutas, verduras, carnes, productos lácteos, nueces y granos integrales. El cuerpo absorbe alrededor del 85 al 90% del potasio de estos productos. Los que más potasio contienen son los albaricoques, lentejas, ciruelas pasas, plátano, brócoli, arroz integral, soja, pistachos, aguacate, yogur natural, espinacas y cardo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat