Hace días que los gimnasios muestran su estupefacción e indignación con las nuevas medidas del Govern que los obliga a cerrar dos semanas en Barcelona y primera corona metropolitana a raíz de los rebrotes de coronavirus, así como Figueres y el resto de municipios con rebrote. El mismo pasa con el sector cultural, que reivindica que la cultura es segura y pide poder reabrir gimnasios y cines.

Este sábado, el Govern ha abierto la puerta a revisar en breve estas restricciones en el área metropolitana y otros municipios afectados por los rebrotes de coronavirus. "El Procicat esta próxima semana revisará la resolución aprobada el 13 de julio, donde hay estas actividades. Después de ocho días se podrá adaptar a la evolución de la pandemia y también a las necesidades en ámbitos como la cultura y el deporte", ha asegurado al delegado del Gobierno en Barcelona, Juli Fernàndez.

En paralelo, la reunión de la Generalitat con los alcaldes metropolitanos ha servido para avalar el cierre total del ocio nocturno y de los bares y restaurantes a medianoche: "Ha habido consenso total. Era una medida necesaria", ha comentado Fernàndez.

El Procicat avala mantener equipamientos que tomen medidas

Los festivales Cruïlla XXS, Grec, Pedralbes y Sala Barcelona han decidido mantener las programaciones previstas. La decisión llega después de una reunión donde el Procicat, que tiene que autorizar los equipamientos y actividades culturales como excepciones para que puedan mantener la actividad, haya aprobado "priorizarlas" tanto si se hacen al aire libre – "temporales o extraordinarias" - como el interior, si cumplan "estrictas" medidas sanitarias y de seguridad: asiento asignado, hora concertada, mascarilla y registro de datos de los asistentes. Con todo, el Procicat mantiene que tiene que haber una autorización expresa del órgano pero clarifica los términos para resolver la inseguridad jurídica, una circunstancia que se interpreta como un aval a las actividades culturales.

El Procicat establece el procedimiento a través del cual los ayuntamientos podrán vehicular la tramitación y fija los criterios para evaluar las peticiones. Por una parte, dice que podrán solicitar excepciones los equipamientos culturales para sus actividades habituales, especialmente, "en casos que faciliten la asistencia de personas vulnerables a los efectos de la covid-19, por los efectos del calor y de acuerdo con las medidas que preveían los planes sectoriales del sector de la cultura, para las cuales "los ayuntamientos tendrán que hacer un seguimiento y control".

Por otra parte, incluye también las actividades "temporales o extraordinarias" al aire libre y con asiento asignado, con las mismas condiciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat