La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha admitido que una de las opciones que hay sobre la mesa es el confinamiento de fin de semana. En una entrevista en Catalunya Radio este lunes, Budó ha señalado que es cuando hay más interacción social y ha remarcado que empieza a haber una tensión "importante" en el sistema sanitario. La portavoz del Govern ha asegurado que en estos momentos los datos son "malos y preocupantes" y por eso no ha escondido que el confinamiento durante el fin de semana es un "escenario contemplado".

"Debemos evitar el confinamiento de marzo a no ser que sea estrictamente necesario y la única opción que podamos aplicar. Por eso tenemos que explorar diferentes escenarios y uno de ellos podría ser este", ha dicho.

Críticas al decreto de estado de alarma

Por otra parte, Budó ha criticado que el decreto de estado de alarma de Pedro Sánchez "se ha quedado corto" porque es "insuficiente" para hacer aquello que el Govern querría hacer en caso de que fuera necesario. "Habíamos entendido que este decreto de estado de alarma nos permitiría ser autoridad competente y poder tomar todas las decisiones que creemos oportunas y no es exactamente así", ha lamentado.

La consellera ha puesto como ejemplos que con el actual decreto de estado de alarma el Gobierno no puede decretar la obligatoriedad del teletrabajo, ni decidir unilateralmente alguna medida que tenga en cuenta algún confinamiento domiciliario. En estos casos, según ha añadido, se necesita el permiso del TSJC o del Gobierno.

Ante esta situación, Budó ha afirmado que no ha habido voluntad por parte del estado español de dotar de una legislación competente para llevar a términos medidas sin necesidad de estado de alarma y que no se ha dado autonomía jurídica a las comunidades autónomas. Asimismo, también ha dicho que echa de menos que el estado de alarma no vaya acompañado de medidas económicas compensatorias. "Hay que dotarnos de las herramientas necesarias y que nos lleguen los recursos económicos necesarios", ha concluido.

Sobre las elecciones

Con respecto a las elecciones del 14-F, Budó ha dicho que en estos momentos el Gobierno trabaja en el escenario de poder celebrarlas en esta fecha. A pesar de ello, ha añadido que si no se puede garantizar el derecho al voto de todo el mundo, se tendrá que tomar "la decisión de que corresponda". Y es que, según la portavoz del ejecutivo catalán, se deben buscar todos los mecanismos para garantizar que nadie deja de votar a causa de la pandemia y que existan medidas sanitarias para garantizar la seguridad. En este contexto, ha dejado la puerta abierta a reformar, si hace falta, la ley electoral.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat