Francia se convertirá en el primer país de la Unión Europea que probará un certificado de viaje digital por el coronavirus como aparte de un esquema europeo que Bruselas espera que permita a las personas viajar más libremente dentro de los 27 Estados miembros en verano.

La aplicación en cuestión se llama TousAntiCovid y es parte del programa de rastreo de contactos del país y ahora se ha actualizado para almacenar también resultados negativos de la prueba del coronavirus en los móviles de los viajeros. De momento, se está probando en vuelos a Córcega, según detalla el diario francés Le Monde.

El ensayo durará hasta el día 29 de abril para incluir certificados de vacunación y el sistema podría incluso adaptarse o hacer servicio en acontecimientos masivos como conciertos, festivales o ferias. Hoy por hoy, sin embargo, bares y restaurantes quedan fuera.

Esta prueba forma parte de un sistema europeo "reforzado, consolidado y estandarizado", ha detallado ya el ministro de transición digital, Cédric O. De hecho, ya hay conversaciones con varios países y aerolíneas para garantizar el reconocimiento.

Por otra parte, el comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, dijo la semana pasada que espera que el "certificado verde digital" esté listo a partir del 21 de junio, según el The Guardian. El certificado ya se ha dicho en varias ocasiones que es una prioridad urgente para los diferentes Estados miembros, especialmente para los países del sur que dependen en mayor medida del turismo y han sufrido más fuerte las consecuencias de la pandemia.

Como será el pasaporte

El pasaporte será gratuito y los datos aparecerán en la lengua oficial del país y en inglés. Además, tanto el formato digital como el formato papel tendrán que tener un código de barras que permita la lectura. Eso sí, el pasaporte contemplará solo las vacunas aprobadas por la EMA, que de momento son cuatro -Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen-.

Ahora bien, de momento el nombre oficial "es certificado verde digital" y se evita "pasaporte de vacuna" para intentar no discriminar a las personas que todavía no hayan podido recibir la vacuna contra el coronavirus. Bruselas ya ha manifestado en varias ocasiones que aunque el certificado tiene que facilitar los viajes entre los Estados miembros, no se tiene que convertir en una condición indispensable para el viaje.

 

 

Imagen principal: silueta de París / Unsplash

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat