Los estiramientos de los músculos son muy importantes para mantener una buena forma física y hacer las actividades de la vida diaria con facilidad, además de retrasar la falta de movilidad que produce el paso de los años. El hecho de poder mover una articulación en todo su rango nos brinda más libertad de movimiento, lo que nos permite rendir mejor no sólo a la hora de hacer ejercicio, sino también en otro tipo de situaciones.

Además, también se ha demostrado que realizar estiramientos de forma regular puede mejorar la circulación, porque es un ejercicio que aumenta el flujo sanguíneo a los músculos, lo que puede acortar el tiempo de recuperación y reducir el dolor muscular. Otro beneficio es la mejora de la postura, porque ayuda a contrarrestar los desequilibrios musculares y ayuda a reducir el dolor musculoesquelético.

EstiramientoLos estiramientos reportan múltiples beneficios en el día a día

Los músculos tensos pueden provocar contracturas y aumentar el riesgo de sufrir una lesión, por eso una rutina de estiramiento regular también puede ayudar a prevenir futuros dolores de espalda al fortalecer los músculos de la espalda. Además, en tiempos de tanta incertidumbre como vivimos, es una forma de dar respuesta al estrés físico y emocional.

Existen varios tipos de técnicas de estiramiento. Los estiramientos estáticos se realizan mediante un estiramiento en una posición cómoda durante un período de tiempo, generalmente entre 10 y 30 segundos. Es la más beneficiosa después de hacer ejercicio. Por su parte, los estiramientos dinámicos son movimientos activos que hacen que los músculos se estiren, pero el estiramiento no se mantiene en la posición final. Estos estiramientos generalmente se realizan antes del ejercicio para preparar los músculos para el movimiento.

A la hora de comenzar a ponerlo en práctica, al igual que otras formas de actividad física, el cuerpo necesita tiempo para acostumbrarse. Si no se hace correctamente, se corre el riesgo de lesionarse. Es importante comenzar con las áreas principales del cuerpo que ayudan con la movilidad, como las pantorrillas, los isquiotibiales, los flexores de la cadera y los cuádriceps. Para aliviar la parte superior del cuerpo, hay que realizar movimientos que estiren los hombros, el cuello y la espalda baja. Se debe mantener cada estiramiento durante 30 segundos, evitar los rebotes y comenzar suavemente para ir poco a poco aumentando la intensidad según pasen los días y estirando un poquito más los músculos.

Estiramiento tumbadoPara llegar a realizar unos estiramientos bien hechos hay que ir poco a poco

Hay que tener especial cuidado si se tiene algún tipo de lesión. En estos casos, lo mejor es consultar al médico antes de empezar y ceñirse a las indicaciones. Si es una lesión crónica y molesta, lo mejor es establecer un protocolo con un especialista, como un fisioterapeuta, que se adapte a las necesidades de cada persona.

El mejor momento para estirar es después de hacer ejercicio, pero si no se hace de forma habitual, antes de estirar es mejor calentar de 5 a 10 minutos con algo de cardio ligero, como caminar o trotar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat