La residencia Caser d'Oliana, en el Alt Urgell, ha registrado un brote de coronavirus que ya afecta a 26 personas. El centro tenía la categoría de "residencia verde" y había hecho un autoconfinamiento desde principios de marzo. El jefe de vigilancia epidemiológica del Departament de Salut, Pere Godoy, lo ha anunciado este viernes en una rueda de prensa, donde también ha informado de dos nuevos brotes en dos empresas de la demarcación.

Fuentes del Consejo Comarcal del Alt Urgell han precisado el alcance del brote en la residencia, que de momento sería la más importada de la Región sanitaria del Alto Pirineo. Según Godoy, en el Pirineo también hay casos de coronavirus en Pont de Suert y en la Pobla de Segur.

De momento, el Gobierno, a pesar de registrar estos nuevos brotes e informar de que en la última semana se han doblado el número de hospitalizados en Lleida, ha descartado endurecer el confinamiento en la región. Fuentes del ejecutivo han asegurado que la próxima semana se continuará con el confinamiento perimetral del Segrià y que no se esperan nuevas medidas.

Nuevas instalaciones para enfermos de Covid-19

La gerente de las regiones sanitarias de Lleida, Alto Pirineo y Arán, Divina Farreny, ha anunciado que se habilitará dos nuevos dispositivos en la ciudad de Lleida para atender el creciente número pacientes con Covid-19. Según Farreny, está previsto que en las próximas horas se habilite un dispositivo al lado del Centro de Atención Primaria de Prat de la Riba de Lleida, similar al qué ya se instaló la semana pasada en las Urgencias del Arnau de Vilanova.

En otra fecha todavía para concertar, Salud abrirá el pabellón Once de Septiembre, con una capacidad aproximada de 70 plazas que se destinarán a personas que transitan por la última fase de la enfermedad antes de recibir el alta hospitalaria.

Los datos en Lleida

Lleida ha registrado 338 casos positivos de coronavirus según el recuento diario de muertos y afectados de la conselleria de Salud este viernes. El Segrià ha registrado, actualmente, 280 casos positivos desde el lunes a la espera de más confirmaciones en el próximo recuento. La comarca ha sufrido un crecimiento exponencial y se ha pasado de 44 casos el lunes, a 141 martes y 169 miércoles.

En este sentido, fuentes del departamento han asegurado a los medios que este aumento "era esperable" porque el impacto de las medidas que han implementado tardarán entre 10 y 15 días a verse.

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat