Son muchos los estudios que han concluido que escuchar música tiene beneficios para la salud. Y no solo porque nos hace felices, por ejemplo, escuchar una canción que nos recuerda una época de nuestra vida o a una persona en concreto. Lo cierto es que esta actividad desencadena una respuesta emocional en nuestro organismo que puede influirnos de muchas maneras. Porque no hay que olvidar que existe una profunda conexión entre el ritmo o la melodía y nuestros cerebros y cuerpos.

Por eso se ha podido demostrar mediante numerosos estudios que escuchar una canción puede aumentar el nivel de dopamina producida en el cerebro, una hormona que mejora el estado de ánimo. O incluso que escuchar hip-hop puede ayudar a las personas a comprender los trastornos de salud mental, como concluyó una investigación del Instituto Tecnológico de Massachussets publicada este año. Por este motivo, desde algunas instancias médicas se pide que la musicoterapia pueda tener cabida como tratamiento para algunas personas. Estos son algunos de los beneficios de escuchar música.

Cascos

>Mejora la memoria

Algunas canciones tienen la capacidad de evocar períodos o sucesos de nuestras vidas, por este motivo, se ha investigado la conexión entre la música y la memoria y si es posible utilizarla de forma terapéutica. Un estudio de la Universidad de Hungría concluyó que la música puede ayudar a recordar la memoria de los adultos en las primeras etapas de la demencia, como la enfermedad de Alzheimer

>Ayuda a recuperarse de lesiones cerebrales

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Helsinki en Finlandia concluyó que los pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular y que escucharon música durante aproximadamente 2 horas diarias tenían mejor memoria verbal, atención y un estado de ánimo más positivo que aquellos que no lo hicieron.

>Reduce el dolor

Escuchar música parece también tener propiedades analgésicas. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Brunel en el Reino Unido, la música puede reducir el dolor y la ansiedad para los pacientes que se han sometido a cirugía. De hecho, tras realizar 72 ensayos con más de 7. 000 pacientes se comprobó que los que escucharon música tras la cirugía sintieron menos dolor y tuvieron menos probabilidades de necesitar medicamentos.

Niño cascos

>Rebaja el estrés

La música tiene efectos relajantes. Lo podemos comprobar nosotros mismos escuchando una canción lenta en un momento de estrés. Y la ciencia también lo ha demostrado, incluso con los bebés. Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Montreal, en Canadá, comprobó los bebés permanecían más tranquilos durante tiempo cuando se les ponía música, incluso más que si se les hablaba. Según destacaron los expertos, el patrón repetitivo de la música que escuchaban los bebés reducía su angustia, posiblemente por la capacidad de los ritmos internos del cuerpo para sincronizarse con ritmos externos, pulsos o latidos. La música reduce los niveles de cortisol, la llamada hormona del estrés e induce un estado de relajación en nuestro organismo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat