El president Quim Torra y el conseller de Ensenyament, Josep Bargalló, han abordado este jueves por la tarde la polémica sobre la inmersión lingüística en una reunión que han mantenido los dos junto con otros exconsellers del campo en el Parlament. En el encuentro había, además de Torra y Bargalló, las exconselleres Meritxell Ruiz y Irene Rigau, y se ha contactado con Clara Ponsatí, actualmente exiliada en Escocia, según ha podido saber El Nacional.

La reunión llega después de la polémica generada por el nuevo modelo lingüístico presentado este martes por el conseller Bargalló. Una de las novedades más controvertidas de este nuevo modelo es que los centros podrían modificar la presencia de los diferentes idiomas en cualquier materia, de forma que se pueda impartir más castellano en entornos catalanohablantes y más catalán en entornos castellanohablantes.

Según las mismas fuentes, los consellers han concluido durante la reunión que "el modelo es bueno". Ya este miércoles, después de la polémica, el president Torra defendió que "el compromiso de este Govern es avanzar hacia la normalización lingüística, que no se toca" y que "la escuela catalana es un modelo de éxito y de futuro que nos cohesiona". También Bargalló negó que se estuviera relajando el modelo.

La actualización del modelo de inmersión anunciada por Bargalló había puesto en alerta varios sectores, como Plataforma per la Llengua o el mismo artífice del modelo actual, que habían mostrado su preocupación por lo que consideran que es una devaluación del catalán en la escuela que puede comportar un retroceso de la lengua.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat