La comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa (CdE), Dunja Mijatovic, ha exigido este lunes a España que investigue "el uso excesivo de la fuerza" por parte de la policía en el marco de las protestas de rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas catalanes.

Mijatovic ha mostrado en un comunicado la preocupación por los "numerosos informes" de ataques contra periodistas que cubrían las manifestaciones en Catalunya la semana pasada. En concreto, ha recogido 37 quejas, diversas por actuaciones policiales aunque los profesionales de la información iban correctamente identificados. Una de las quejas recoge la detención del fotoperiodista Albert Garcia.

Mijatovic recuerda que, en un contexto como este, "asegurar el respeto lleno por la libertad de expresión, que incluye el derecho a recibir y distribuir información, es clave". Por eso llama a las autoridades españolas a investigar todos los casos denunciados de ataques a periodistas y a garantizar su seguridad durante las manifestaciones.

Otra muestra de preocupación de la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa son las acusaciones contra la policía de uso desproporcionado de la fuerza y de uso inapropiado de armas antidisturbios durante las manifestaciones de la semana pasada.

Aunque afirma tener conocimiento lleno de los "numerosos retos" que afronta la policía cuando tiene que confrontar "ataques violentos" y "actos numerosos de vandalismo" en las calles, que condena "firmemente", Mijatovic le recuerda que se tiene que regir por los principios de "necesidad y proporcionalidad" en el uso de la fuerza.

En este sentido afirma haber recibido varios informes, entre ellos uno de Amnistía Internacional, que denuncian el uso "impropio" de armas como los proyectiles de goma o de foam. Lamenta, además, que cuatro personas hayan sufrido pérdidas de ojo a causa de estos dispositivos, y recuerda que su predecesor en el cargo ya advirtió el 4 de octubre del 2017 en una carta al Gobierno que el uso de estas armas "representa un peligro claro para la salud de los manifestantes".

"A causa de la imprecisión y el efecto indiscriminado", estas armas "no se tendrían que utilizar contra números grandes de personas, incluyendo asambleas que juntan a un número grande de manifestantes pacíficos".

Finalmente, Miatovic urge las autoridades españolas a "reconsiderar" el uso de estas armas y a "investigar y sancionar adecuadamente" los usos de la fuerza abusivos que haya podido hacer la policía.

Por otra parte, y respondiendo a una pregunta de la eurodiputada de ERC Diana Riba sobre la sentencia del 1-O en el comité de Libertades, Justicia y Asuntos Interiores (LIBE) de la Eurocámara, Mijatovic ha anunciado que hará una visita a España, donde ve "problemas" con la libertad de reunión, para "hablar con las autoridades". "Antes de eso estoy observando la cuestión de la libertad de reunión, que es un tema candente", ha dicho.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat