El eterno debate cada vez que devuelve el confinamiento comarcal podría tener un desenlace diferente. Aunque el Procicat ha decretado que mañana viernes se restablece este tipo de perímetro, el conseller de Interior, Miquel Sàmper, abre la puerta a revisarlo: "La solución no es fácil. Estamos trabajando en la posibilidad de que las medidas sean territorializadas, haciendo este estudio para atender las peticiones del territorio. Pero las necesidades no son las mismas, tenemos que encontrar un equilibrio", en declaraciones en TVE.

Sin entrar en el detalle del cuándo y el cómo, una "solución de territorio" rompería con la norma vigente de las comarcas. Esta respuesta viene motivada por las voces discordantes de varios municipios, liderados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que incluso ha tildado la normativa de la Generalitat de "propuesta política" que pasa por delante de la efectividad que requiere la pandemia. En esta línea también se ha sumado el alcalde de Badalona, Xavier Garcia Albiol.

A pesar de todo, Sàmper avisa de que se tienen que abrir de miras y ver más allá de las necesidades que requiere el Àrea Metropolitana de Barcelona: "Nos vienen un par de meses que serán los últimos de este tipo de soluciones y tenemos que empatizar sin decir descalificativos como las medidas no son oportunas, lo que se pretende es salvar vidas". De hecho compara lo que puede pasar en Barcelona con lo que pueden pedir, por ejemplo, en el Berguedà.

Un último esfuerzo

Para contrarrestar el malestar de este nuevo confinamiento perimetral, el conseller de Interior asegura que el final del túnel está llegando pero reitera una conciencia colectiva de la ciudadanía: "El esfuerzo no durará más de dos meses".

Y recuerda: "Los datos sanitarios los hemos tenido hace escasos dos días, la Semana Santa acabó el lunes de Pascua y las interpretaciones de los datos no se pueden hacer hasta los diez días. Con los pocos datos que tenemos, hemos tomado la medida lo más rápido que hemos podido. Siempre hacemos la rueda de prensa el jueves y la adelantamos a miércoles". Y conloye: "La velocidad con la que va el virus, se nos escapa de las manos. Toda la empatía con los sectores afectados pero no obviamos lo que pasa a Italia, Francia o Alemania donde las medidas son más rígidas".

Y con respecto a la posible finalización del estado de alarma anunciada por el presidente español, Pedro Sánchez, y prevista para el 9 de mayo, Sàmper alaba la idea con matices: "Si somos capaces de salir adelante sin él es una buena noticia aunque eso no quiere decir que no tengamos que tomar medidas que tengan que pasar por la ratificación de un tribunal".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat