Desde ayer ya no es ministro de Sanidad. Pero tenemos la última valoración de los españoles por su tarea al frente de la lucha de la pandemia. Como la mayoría de ministros, el ahora candidato del PSC a la Generalitat obtiene un suspenso: un 4,6 sobre 10. Las únicas que aprueban son la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra de Defensa, Margarita Robles. Curiosamente las dos más apreciadas por la derecha. Eso sí, el barómetro del mes de enero, a las puertas de la campaña electoral del 14-F, hace crecer al PSOE. La encuesta fue realizada sobre una muestra de 4.000 entrevistados entre los días 7 y 25 de enero. La tercera ola ha mantenido la valoración regular del ministro de Sanidad y presidenciable catalán.

Así, en la valoración de los diferentes ministros, sólo Margarita Robles (5,1) y Nadia Calviño (5,0) reciben el aprobado de los españoles. En la tercera posición hay un empate, con 4,6, entre Salvador Illa y Yolanda Díaz. Por detrás se sitúan Pedro Duque (4,4), Carmen Calvo (4,3), Carolina Darias (4,0), José Luis Escrivá (4,0), Arancha González Laya (4,0) y Fernando Grande-Marlaska (4,0). El vicepresidente segundo Pablo Iglesias recibe un 3,3, la peor nota junto a la ministra de Igualdad y pareja suya, Irene Montero. Estas cifras se mueven en parámetros similares a los barómetros anteriores.

Con respecto a la intención de voto, las cosas se mantienen, poco más o menos, en los mismos términos que hace un mes. Excepto un detalle: los socialistas van al alza justo cuando empieza la campaña electoral. Crece tras cuatro meses a la baja. El PSOE ganaría cómodamente unas eventuales elecciones, con un 30,7% de los votos, un punto por encima que en diciembre. El mismo crecimiento que el PP, que llegaría hasta el 20,5%. La tercera fuerza sería la extrema derecha de Vox, con el 13% (un punto menos). Les seguirían Unidas Podemos (baja una décima hasta el 10,7%) y Ciudadanos (baja hasta el 9,3%).

Por bloques, los dos socios del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, crecerían un punto, hasta el 40,3% entre los dos. El bloque de la triple derecha -PP, Vox y Ciudadanos-, en cambio, retrocedería un punto, hasta el 43,7%. No obstante, el bloque conservador quedaría por encima del bloque de gobierno, sin tener en cuenta a los socios minoritarios.

Con respecto a los partidos independentistas, la correlación de fuerzas tampoco sufriría sacudidas. Esquerra Republicana obtendría el 2,9% de los votos (calculado sobre el conjunto del Estado), la misma cifra que en diciembre. Por su parte, tanto JxCat como la CUP perderían dos décimas. Los primeros hasta el 1,5% de los votos y los segundos hasta el 0,6%.

Sin submuestra de Catalunya

Los últimos barómetros del CIS incluían una submuestra de Catalunya. No es el caso de enero, porque la semana pasada ya publicaron la encuesta especial sobre las elecciones al Parlament. En este sondeo, el organismo presidido por Tezanos contribuía a inflar lo que se ha denominado como efecto Illa en algunos altavoces políticos y mediáticos. De hecho, pronosticaba que sería la primera fuerza en votos e, incluso, un sorpasso a la ERC de Pere Aragonès también en escaños.

Disminuyen los antivacunas

Con respecto al coronavirus, un dato reseñable: los antivacunas están cada vez menos en España. Preguntados sobre si estarían dispuestos a "vacunarse inmediatamente" contra la covid, hasta el 77,3% de los encuestas asegura que sí. Por el contrario, sólo el 16,5% se muestra escéptico sobre la inmunización y responde que no está dispuesto. De estos, el 26,3% no lo haría por "miedo" a que tenga riesgos o efectos secundarios y el 23,5% no lo haría porque "no se fía de estas vacunas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat