El conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, ha pedido un acuerdo entre Carles Puigdemont y David Bonvehí antes del 25 de julio, cuando se constituya el nuevo partido del presidente en el exilio. En una entrevista en el diario 'Ara', Puigneró, que ha asegurado que hay contactos, ha constatado que "para alcanzar la independencia hay visiones diferentes".

"Como con ERC, que tiene una estrategia muy diferente. Y eso hace aflorar divergencias personales que tendríamos que ser capaces de corregir", ha añadido. Al preguntarle si aceptaría ser candidato a la Generalitat, ha respondido con más preguntas: "¿Para ir a hacer qué? ¿Cuál es el proyecto? Más importante que los cargos son los encargos".

Sobre el PNC de Marta Pascal, Puigneró ha opinado que "el experimento" que quiere hacer esta formación "ya lo intentó Duran y Lleida cuando formuló una propuesta de partido catalanista de centroderecha sin querer la independencia y sacó a cero diputados". "40 años de ser buenos muchachos con el Estado nos llevaron al punto que España no aceptara ni un Estatuto. Tenemos que explorar nuevas vías", defiende.

Conflicto por el nombre de JxCat

Desde ayer, el presidente en el exilio, Carles Puigdemont, ya controla el partido Junts per Catalunya (JxCat). Carles Valls Arnó, alcalde de Balenyà, próximo a Puigdemont y al presidente de la Crida, Jordi Sànchez, es el nuevo presidente de JxCat.

El PDeCAT había sostenido hasta ahora que era el propietario de la marca JxCat y que la había registrado como partido en el Ministerio del Interior. Sin embargo, en realidad, quien lo había hecho era una militante, Laia Canet, quien, a la vez ostentaba la presidencia. Canet la ha cedido ahora a Carles Valls, según las fuentes consultadas por este diario.

Desde el PDeCAT, aseguran que tienen documentos que indican que no se puede hacer la operación de cambio de nombre en el registro de partidos y que harán las "acciones" que consideren oportunas. El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, en un duro comunicado publicado ayer, acusó los puigdemontistas de "romper con la palabra dada" y "los acuerdos firmados" sobre el uso de la marca Junts per Catalunya.

El comunicado apunta que se firmaron acuerdos con Jordi Sànchez, que representaba Puigdemont en la negociación sobre el encaje del PDeCAT en el proyecto de JxCat, según los cuales "cualquier cambio en Junts per Catalunya tenía que ser acordado y avalado también por el Partido Demócrata, circunstancia que no se ha producido".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat