El nuevo partido que impulsa Carles Puigdemont en el espacio de JxCat empieza a ponerse en marcha con una reunión la próxima semana para preparar el congreso fundacional de la formación, programado para el 25 de julio.

El manifiesto fundacional lo firman 50 personas del entorno de JxCat, PDeCAT y la Crida, además de independientes y exmiembros de otras fuerzas como ERC e ICV. Todos ellos tienen previsto celebrar la próxima semana el primer encuentro conjunto de manera telemática.

El objetivo es poner en marcha los trabajos para organizar el congreso que está previsto que sea presencial y online, y que se hará en Catalunya.

Ponencias Congresuales

Se ha programado la constitución de grupos de trabajo para preparar los textos congresuales, entre los cuales la ponencia política, la de organización y la definición de la estructura del nuevo partido.

De momento este espacio asegura que no renuncia al nombre de JxCat. Esta marca con que se impulsó la candidatura de Carles Puigdemont a las elecciones del 21-D fue posteriormente registrada en el ministerio del Interior por el PDeCAT y es, por lo tanto, el partido demócrata quien tiene la propiedad.

La responsable del grupo municipal por Barcelona, Elsa Artadi, ha advertido en declaraciones a la SER que esta marca, pertenece al más de un millón de votantes de la formación.

El grupo impulsor del nuevo partido está encabezado por Carles Puigdemont y Jordi Sànchez, junto con los presos políticos del PDeCAT y el conseller en el exilio Lluís Puig.

Entre el grupo promotor también figura la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, y el conseller de Política Territorial, Damià Calvet, así como la vicepresidenta del PDeCAT, Míriam Nogueras. Todos ellos miembros del PDeCAT. De hecho, entre los 50 firmantes figuran dos miembros más de la ejecutiva del partido, Lluís Guinó y Montse Morante.

Dentro del PDeCAT, el movimiento de Puigdemont se ha encajado con malestar. Fuentes del partido aseguran que este paso adelante "hace cada vez más complicado" la posibilidad de un acuerdo.

Por el contrario, la Crida de Jordi Sànchez ha anunciado que la próxima semana planteará una consulta a los simpatizantes sobre el futuro del partido, ante el anuncio de Puigdemont.

Con todo, el PDeCAT sigue manteniendo conversaciones con la Crida. La ejecutiva del partido demócrata rechazó la última propuesta de encaje del PDeCAT dentro del espacio de JxCat a partir de una nueva formación sin vetos ni cuotas que aplazaba seis meses la decisión sobre la disolución del PDeCAT.

La cúpula demócrata que preside David Bonvehí rechaza hablar de disolver la formación. No obstante, fuentes de la Crida insisten en que su demanda para negociar no es que se disuelva el PDeCAT sino que la composición del nuevo espacio se haga de manera individual no como partidos, y por lo tanto, no se contemplan el reparto de espacios en función de las siglas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat