El president en funciones, Carles Puigdemont, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, han cerrado un acuerdo para iniciar la legislatura con una configuración de la Mesa del Parlament que tendrá mayoría independentista y la investidura del líder de JuntsXCat.

Según ha podido confirmar El Nacional, Puigdemont y Rovira han llegado a este acuerdo en una cena este martes en Bruselas. Con todo, los republicanos han destacado que todavía no se ha cerrado la fórmula como se concretará la investidura.

La reunión se ha celebrado horas después de que los negociadores de JuntsXCat y ERC hayan celebrado diferentes encuentros en Barcelona también con la CUP y con los comunes para abordar la composición de la Mesa.

El miércoles pasado, en el primer encuentro en Bruselas que los republicanos mantuvieron con JuntsXCat, el president ya dejó clara su voluntad de agilizar el pacto para que la investidura se pueda llevar a cabo en primera vuelta y sin forzar los plazos, a finales de este enero.

No de ERC al bloqueo

En la conversación de ayer, no obstante, Puigdemont habría planteado la posibilidad de bloquear el pleno de constitución del Parlament con la ausencia de los diputados independentistas para impedir la celebración. La sesión constitutiva se celebrará el próximo 17 de enero después de que fijó la fecha el presidente español, Mariano Rajoy, en aplicación de la autoridad que ha asumido con el 155. No obstante, los republicanos habrían rechazado la idea.

El reparto para la composición de la Mesa, que ya se concretó la semana pasada, fija dos representantes para JuntsXCat, dos para ERC, dos para Ciutadans y uno para el PSC. La concreción quedaba pendiente, sin embargo, de la decisión final de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, sobre su disposición a repetir o no en el cargo, dado que corresponde a los republicanos la máxima responsabilidad de la Cámara.

Videoconferencia o delegación

Sigue siendo una incógnita si se podrá efectuar la investidura de manera telemática, ya que Puigdemont sería detenido en caso de pisar territorio español. En este sentido, las opciones propuestas por el mismo president en funciones serían hacer el discurso de investidura por videoconferencia o que delegara la lectura a uno de los diputados presentes. Los republicanos han dejado claro, sin embargo, que no tienen intención de forzar el reglamento de la Cámara.

El pacto entre el presidente en funciones y Rovira llega al día siguiente de movimientos importantes a los dos partidos: el conseller en funciones Carles Mundó dejó el acta de diputado al Parlamento, mientras que el exjefe del Ejecutivo Artur Mas volvió a dar un "paso al lado" y presentó la renuncia a la presidencia del PDeCAT.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat