En su portada, El Mundo atribuye a Encarna Roca, magistrada del Constitucional, una declaración muy grave: acusa al gobierno español de llamar a los magistrados para influir en su voto en el caso del decreto de confinamiento bajo el estado de alarma. El voto de Roca fue decisivo en la declaración de inconstitucionalidad. El diario, que sabe latín, en ningún momento dice directamente que la magistrada lo haya dicho sino que te hace ver, con picardía, que otros magistrados han explicado al diario el contenido de la deliberación. Suena a moneda falsa, porque si tienes alguna cosa clara y verificada no la escribes con esos subterfugios y escapatorias. La dices directamente y no tienes que montar la piedra. Es especialidad de la casa: no decir literalmente lo que te quieren hacer pensar con alguna falacia que te haga concluir alguna cosa que los datos no justifican ni prueban. Aquí esconden que Encarna Roca haya dicho nada, sino que alguien anónimo dice que ella lo ha dicho. Como el sujeto del siguiente subtítulo es "magistrados del TC", te inducen a pensar que ellos son la fuente —cosa que tampoco se afirma directamente. En fin, que da la impresión que te quieren vender la burra.

No se sabe muy bien qué busca el diario, pero le puede salir el tiro por la culata. Un comentarista veteranísimo, Fernando Ónega, decía este viernes que "si el gobierno difunde que en una resolución de TC hay motivaciones políticas —es decir, no jurídicas ni constitucionales— a ver qué catalán no necesariamente secesionista cree y respeta una sentencia sobre autodeterminación". En fin. Allá ellos.

Las barrancadas y aguaceros que han arrasado algunos pueblos en Alemania y otros países de Europa Central —más de 125 muertos y un millar de desaparecidos— además del fuego que arde entre Llançà y Port de la Selva, son las fotos que mandan a las portadas de los diarios salvo El Punt avui, que prefiere el acto de Òmnium en Elna con Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Cuixart y el resto de presos políticos y exiliados. En las portadas actuales sólo puede ganar una fotografía y la elección de cada diario sirve para verle un poco las costuras.

Ara y La Vanguardia llevan la foto del incendio del Cap de Creus, tremenda. El resto de portadas van con las imágenes todavía más espeluznantes de la devastación de los aguaceros en el oeste de Alemania. Las de mayor impacto, no sólo porque son tamaño póster, son las de El Periódico y La Razón. Muestran la misma vista aérea de Erfstadt, a unos 20 kilómetros al suroeste de Colonia, junto a Bélgica, donde viven poco más de 50.000 personas. La (des)gracia de esas fotos es mostrar qué mala enemiga es el agua. Casi puedes ponerte en medio del pueblo y, con un punto de imaginación, ver los derrumbes y sufrir la desolación. Tampoco son moco de pavo las imágenes de ABC y El Mundo, aunque impresionan menos al ser planos más cortos. La de El País no es nada del otro mundo. Quizás sea la peor, porque casi no te haces una idea de la tragedia, que pasa como una calamidad ordinaria o menor. Lástima. Cuando hablas en el título de "la peor catástrofe natural desde 1962" vale la pena, si puedes, justificarlo gráficamente. No han sabido hacerlo mejor.

Los textos son también muy variados. ABC dice que "la naturaleza castiga a Alemania y Bélgica", que suena un poco extraño, como si esos países recibieran la furia del agua en retribución de alguna cosa mal hecha, en pago a alguna culpa oculta. Quedaría igual de raro escribir, sobre la misma foto, el título "Mala Suerte". Muy extraño. También el de El Periódico, que habla de "apocalipsis". Al margen de que el apocalipsis real —el del Nuevo Testamento— es mucho (pero mucho) más bestia que una inundación, es un concepto que tiene un eco primitivo. Apocalipsis quiere decir "revelación" en griego y, en sentido figurado, se utiliza para designar una catástrofe de dimensiones colosales y trágicas. Ahora, fenómenos como una inundación, un terremoto o un incendio, hoy, pueden explicarse mejor, más razonablemente, incluso añadiendo un pellizco de drama a la información. El País informa de aquel dato mencionado antes y lo complementa con una declaración terrible. Es una alternativa mucho mejor que el título administrativo y plano de La Razón.

LV

EPC

EPA

AHORA

EP

ME

ABC

LR

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat