Antes que nada hay que decir que en ABC también leen El Nacional. Más aun, le hacen caso. Ayer se decía por aquí que era el único diario que no hablaba en portada de la escasez de vacunas y hoy toda su portada se dedica a la cosa. Llegan tarde, es verdad, pero vale más tarde que nunca. Dicho esto, hoy salta la sorpresa en las portadas de El Mundo y de El País, que coinciden en el tema principal —ya pasa— y también en el secundario, que es más infrecuente.

El tema principal se trata con diferencias de tono. El País levanta la ceja sorprendido por la abstención de Vox en favor del gobierno más progresista de la historia, que ha permitido aprobar el decreto que regula el fondo europeo de recuperación postpandemia, ya sabes, hasta 140.000 millones de euros, la mitad por la cara, avalados por la misma Unión Europea en persona. El Mundo, en cambio, se alborota y se tira del pelo porque el partido neofranquista ha dejado escapar una oportunidad de dejar en la lona al gobierno español, a quien faltaba el apoyo de ERC en esta votación. El diario progre titula con un punto de moderación, mientras que el tabloide nacionalista no esconde el furor que lo consume, adelanta a Vox por la derecha —parece mentira— y los califica de "salvavidas" de Pedro Sánchez. Para que lo compares, una manera fría de hablar de este asunto es la de La Vanguardia.

El tema secundario en que también coinciden ese par es escandalizarse por el tercer grado otorgado a los presos políticos independentistas ayer mismo, momento que tuvo un corolario surreal al saberse que la Junta Electoral de Barcelona había censurado los actos en favor de esos presos que se celebran por todo el país diariamente. En fin. Ahora que ya están en la calle en medio de la campaña electoral ¿qué? ¿Multarán o inhabilitarán a quien acuda a los mítines con presos, virtuales o presenciales, o a quien los salude —buenos días, buenas tardes, buenas noches, hola qué tal, vamoooosss, con un par, no aflojéis, etcétera? ¿Son los presos en la calle una infracción viviente de las disposiciones de la mencionada Junta? Qué cosas hay que ver.

Pero el tema es la curiosa concordancia entre las portadas de El Mundo y de El Pais. Da la impresión que la mala intención es idéntica en los dos diarios: acusar al Govern de la Generalitat de maquinar, orquestar y conspirar para que la semilibertad de Oriol Junqueras y compañía influya en la campaña electoral. El Mundo siempre se presenta más chuleta, más matón y bergante, con afán de herir y subir la apuesta: "El separatismo abre campaña con la salida de los presos para desafiar a los jueces". Claro que sí. Porque todo el mundo sabe que el objetivo de los partidos indepes en campaña electoral és vacilar a los tribunales, a ver si cae algún premio. El País dice lo mismo pero en tono menos macarra —no mucho menos: "La Generalitat mete en campaña electoral a los presos del procés". Te tienes que reír. Por la misma regla de tres tendrían que titular que el Tribunal Superior de Catalunya "se mete en campaña" al intervenir el decreto de aplazamiento de las elecciones. Sin embargo, meh, quizás entonces serían ellos acusados de "desafiar a los jueces" y eso sí que no.

Una portada valiente es la de El Punt Avui, que abre con las cifras de parados causados por la pandemia en España y en Catalunya, y relega la campaña electoral al fondo de la página. Es un buena bofetada de realidad y una manera de amargarte el desayuno por una buena causa. Hoy también es el día en que los diarios comienzan a enseñar la patita en favor del candidato que les gusta. Atento al espacio que dedican, las fotos que destacan y los giros que utilizan en los titulares. Continuará.

ME

EP

LV

EPC

AHORA

ABC

LR

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat