Se ve venir cuál será el caballo de batalla informativo de la tuna mediática de la derecha para contrarrestar el relato de los Nuevos Pactos de la Moncloa: el gobierno español (y los autonómicos que no gusten) no cuentan bien los muertos por el coronavirus y nos engañan con cifras que rebajan la magnitud de la tragedia. Esta materia correrá encendida como la pólvora por los matinales de radios y teles —bueno, ya veremos de cuáles, porque 15 millones son dinero.

El Mundo y La Razón arrancan hoy la preparación artillera con sus portadas cargadas de ataúdes. Los primeros ya llaman "La Morgue de España" al Palacio de Hielo de Madrid, o sea que prepárate para emociones fuertes esta Semana Santa. ("La Morgue de España", madre mía...). El Mundo explica que no encajan los datos de las funerarias y las de Covid-19, sin advertir que, mira por dónde, hay gente que muere por otras causas. En fin. Da igual. Cuando tienes ganas de decir una cosa la dices, encaje con la realidad o no.

La Razón no tiene tanta maña, quizás porque la cosa funeraria depende de los ayuntamientos y el de Madrid es amigo. Apunta a los gobiernos autonómicos, que son los encargados de contar muertos, curados, infectados. Se ve que hasta ahora no añadían a la cifra de muertos por Covid-19 a los fallecidos en residencias de mayores —en Catalunya, el Departament de Treball facilita esta información casi a diario y en otros países tampoco los suman, como Francia, pero La Razón no está para minucias.

El diario del Grupo Planeta también informa con una cierta queja que cada autonomía quiere gestionar el desconfinamiento. Eso les deja un poco con el corazón partío, porque es mal todo lo que haga el gobierno socialcomunista español, pero también es mal si lo hacen bien las autonomías, incluidas las separatistas, porque la unidad de España y porque lo ganamos unidos. Es de esperar que en breve podrán aclararse y fabricar un relato que les encaje con su doctrina.

Tiene gracia tanta preocupación por la cifra de muertos y no por la causa de esa cifra, que es la pandemia pero también su gestión. Es coger el rábano por las hojas. También da pena, porque ahora quizás no sea momento de reproches y de ajustar cuentas si lo que queremos es "ganarlo unidos".

Además, tenemos el presente que tenemos. Quizás sería bueno centrarse en que el porvenir no sea tan desafortunado como el pasado y tan duro como el presente. Eso quiere decir test, test, test y proteger a los equipos sanitarios. Este punto es poco o nada tratado en las portadas de Madrid y Barcelona. El País cuenta que más del 90% de contagios no han sido detectados. El Mundo dice por qué: faltan kits de test.

Lo dicen pequeñito, sin embargo. Parece que El Mundo está más interesado en los muertos porque puede arrojárselos al Gobierno a la cara. El País destaca, editorial incluido, que si los líderes mundiales y el G20, bla, bla, bla. Da la impresión que es el último arabesco de la danza de los siete velos que este diario baila desde hace días para proteger al gobierno de coalición PSOE-Podemos. Hasta ayer la música de la danza eran los Nuevos Pactos de La Moncloa, una finta de Pedro Sánchez para "mutualizar" entre los agentes políticos y sociales la confusión del coronavirus, propiedad de su Gobierno, la única autoridad competente. Mañana ya lo veremos. Pero la casa sigue sin barrer: test, test, test.

ME

LR

EP

ABC

LV

EPC

EPA

AHORA

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat