La coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, visiblemente emocionada ha comparecido esta tarde ante la prensa para explicar las razones de su renuncia a un nuevo mandato como máxima responsable de la formación demócrata. "Es evidente que la coordinadora del PDeCAT no puede ser que no tenga la confianza del president Carles Puigdemont. Yo no la tengo, como es evidente, como se ha visto," ha admitido.

Ha explicado que había pedido a su equipo y a David Bonvehí, hasta ahora su número dos y que se apunta como nuevo presidente de los demócratas, que continúe en la dirección.

Pascal ha comparecido acompañada de los miembros de su dirección para leer una declaración, sin preguntas. En el recorrido hasta la sala de prensa ha recibido el aplauso de los militantes presentes en los pasillos.

Ha sido una declaración breve donde ha asegurado que su apuesta está por un partido donde todo el mundo sume y donde no sobre nadie. Ha recordado que hace dos años asumió el liderazgo del PDeCAT en el congreso fundacional de la formación. "Me pidieron un partido modélico y ejemplar y lo hemos hecho. Han sido momentos de mucha complejidad pero estoy orgullosa del trabajo que hemos hecho", ha asegurado.

La decisión de Pascal, que ha ido acompañada también del anuncio del alcalde de Molins, Joan Ramon Casals, que no optará a liderar la formación, ha desencallado las negociaciones para la nueva dirección y para la comisión de transición que tiene que fijar el recorrido para sumar el PDeCAT a la Crida Nacional per la República de Puigdemont.

Las reticencias de Pascal en este sentido habían desencadenado el enfrentamiento con el president en el exilio con quien ya mantenía profundas diferencias.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat