Hay nombres que aparecen siempre relacionados a escándalos de todo tipo, y el del excomisario de la policía española José Manuel Villarejo parece que invariablemente está conectado a todos los tejemanejes turbios que pueda haber.

En plena crisis en Arabia Saudí por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi y con el Gobierno español dubitativo sobre que hacer con los millonarios contratos de venta de armas con aquel país, entre los cuales la construcción de cinco corbetas valoradas en más de 1.800 millones de euros, el diario Público revela que el excomisario habría vendido armas a Arabia Saudí y a Siria a espaldas del ministerio de Defensa.

Según el mencionado diario, Villarejo y su cómplice Enrique García Castaño, también excomisario del CNP e igualmente acusado de delitos de soborno, blanqueo y extorsión, tuvieron relación el año 2005 con el traficante de armas sirio Monzer al-Kassar, actualmente en la prisión en los Estados Unidos donde cumple condena de 30 años. El objetivo de la relación sería hacer negocios tanto con el régimen de Damasco como con el de Riad aprovechándose de influencias al ministerio del Interior y a espaldas del ministerio de Defensa. Cabe recordar que en aquel momento los titulares de Interior y Defensa eran, respectivamente, José Antonio Alonso y José Bono. Los dos del PSOE.

Amistades turbias

Según conversaciones telefónicas registradas el 13 de febrero del 2005, Villarejo y Castaño hablan de cómo entrar en contacto con funcionarios sirios para poder hacer de intermediarios con Al Kassar, con quien Villarejo mantendría amistad.

Por lo tanto, todo parece indicar que Villarejo movió hilos desde Interior para hacer negocios con Al Kassar con la venta de armamento en Siria y Arabia Saudí, y todo mientras la policía española, junto con otros de toda Europa, buscaban al sirio para detenerlo. De hecho, Al Kassar acabó siendo detenido en el aeropuerto de Barajas y extraditado en los Estados Unidos, donde fue condenado por traficar con armas con intermediarios de las FARC, la principal guerrilla colombiana.

Otro Khashoggi

Hay que recordar que Al Kassar era uno de los personajes célebres de la Marbella de los años ochenta e incluso era conocido entre la beautiful people con el sobrenombre de el príncipe de Marbella. Para acabar de cerrar el círculo, allí habría entrado en contacto con otro conocido traficante de armas, el ya fallecido Adnan Khasoggi que, efectivamente, era familiar del periodista asesinado en el consulado saudí en Estambul, Jamal Khashoggi.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat