El delegado del Gobierno en Catalunya durante el referéndum de autodeterminación del 1-O, Enric Millo, ha considerado después de la absolución del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, que fue "muy astuto", porque "obedeció a Dios y al Diablo y le han dado la razón".

En una entrevista en 'Ser Catalunya', Millo ha añadido que Trapero "ha desafiado las leyes de la gravedad" y ha salido airoso. Según el exdelegado del gobierno, facilitó que el president de la Generalitat Carles Puigdemont pudiera llevar a término sus objetivos "fuera de la ley" y, según la sentencia, al mismo tiempo no desobedeció las órdenes de quienes le pedían que impidiera el referéndum.

Millo, siguiendo la línea de lo que dice la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a entre 9 y 13 años de prisión a los presos políticos, ha concluido que las imágenes del 1-O no se ajustan al relato de la Audiencia Nacional, que considera que no hay ningún elemento incriminatorio que revele un acuerdo entre los acusados para constituirse en instrumento del procés independentista y poner el aparato policial dependiente de la Generalitat a su servicio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat