La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han mantenido una conversación telefónica en la que han hablado de la crisis en Catalunya. Así lo han revelado fuentes de la Unión Europea a la agencia Reuters, que aseguran que Juncker habló telefónicamente con Merkel del conflicto, desde Nueva Delhi, donde estos días se celebra una cumbre India-UE.

En la llamada, que se produjo este viernes, los mandatarios europeos hablaron del conflicto a entre Catalunya y España, entre otros temas. Aunque no ha trascendido el contenido de la conversación, la llamada entre Juncker y Merkel muestra la preocupación europea por una posible declaración de independencia la próxima semana y por la escalada de tensiones entre Madrid y Barcelona tras el referéndum del 1 de octubre.

Según la agencia, hay una preocupación creciente en la Unión Europea por el posible impacto negativo de la independencia de Catalunya sobre la economía española. Además, asegura que los líderes europeos, en privado, se muestran preocupados por la violencia utilizada por los cuerpos de seguridad del Estado español para combatir el referéndum del 1 de octubre.

Por otro lado, fuentes de la agencia de noticias Reuters han avanzado que la situación en Catalunya podría formar parte de la conversación en el encuentro de ministros de Economía y Finanzas que se celebrará el lunes y el martes en Bruselas, aunque el tema no esté incluido en la agenda oficial de la reunión.

Impacto internacional

La llamada llega después de una semana muy marcada a nivel internacional, y también europeo, por el caso catalán. Después del referéndum del 1 de octubre, de la represión policial ejercida por los cuerpos de seguridad españoles y ante una posible declaración unilateral de independencia, varios líderes europeos han tenido que salir al paso y manifestarse sobre el caso catalán.

También así lo ha tenido que hacer el Parlamento Europeo, que el pasado miércoles mantuvo un debate sobre el conflicto catalán, del que salió una unánime condena a la violencia policial y también una incitación al diálogo entre gobiernos.

Aunque la UE ha asegurado en varias ocasiones que el caso catalán es un asunto interno de España, y así lo reiteró esta semana la Comisión Europea negándose a cualquier tipo de mediación en el conflicto, la llamada entre la canciller alemana y el jefe del ejecutivo europeo muestra que lo que pase a Catalunya la semana que viene preocupa al bloque comunitario.

Para el martes que viene está previsto que el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparezca en la cámara catalana para explicar los efectos del referéndum del 1 de octubre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat