El exministro y candidato a presidir el PP, José Manuel García-Margallo, ha afirmado esta mañana que el partido "ha vivido en un espejismo durante un tiempo", después de revelarse que, a pesar de disfrutar durante años de un censo de 800.000 afiliados, se han registrado para votar en las primarias un 7%-8%.

En declaraciones en Barcelona antes de un encuentro con militantes, ha dicho que el PP está "en choque" después de perder la moción de censura en el Gobierno español, y ha atribuido los problemas del proceso de primarias en la urgencia con que se ha convocado el congreso después del anuncio de Mariano Rajoy de dejar el liderazgo del partido.

"España y nuestro partido están en unas circunstancias excepcionales", ha dicho, y ha señalado que la militancia puede no haberse sentido escuchada por la dirección, y que eso puede explicar la baja inscripción a pesar de ser la primera vez que se escoge el presidente por primarias.

"Nos tiene que hacer reflexionar sobre la desafección de los afiliados al partido, que probablemente han oído que el partido ya no era suyo y sus opiniones no eran tenidas en cuenta", según él. También ha aprovechado para pedir al comité organizador del congreso que modifique las normas para que los militantes puedan participar en las primarias "hasta el mismo día de la votación".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat