La entrega de los premios Princesa de Girona en el Palacio de Congresos de Barcelona ha traído muchos titulares; ya sea por la visita del rey Felipe VI, la concentración contra la presencia del Monarca, el discurso en catalán de la princesa Leonor o el lazo amarillo de uno de los galardonados.

Precisamente el lazo a favor de la libertad de los presos con el que el matemático Xavier Ros-Oton recogió el galardón es lo que no ha aparecido en las fotos que la cuenta oficial de la Casa Real ha compartido de la fiesta posterior a la entrega de premios.

Ros-Oton, que ha recogido el premio de las manos de la princesa Leonor, pierde el lazo amarillo en el refrigerio posterior; cuando saluda al Rey y la Reina después de la entrega, ya no lleva el pin a la solapa de la americana. El mismo galardonado admitió que los organizadores intentaron disuadirlo de que exhibiera el lazo, pero decidió mantenerlo en el momento de recoger el premio para sacárselo posteriormente.

Muchos usuarios de Twitter que se han dado cuenta de la desaparición han fruncido el ceño y han acusado a la Casa Real de "manipular", y de utilizar el Photoshop. Algunos, en tono irónico, hasta han asegurado que la familia Real "practica para cuando tenga que borrar la corona". Las acusaciones de manipulación no son acertadas, lo que sí queda claro es que la Casa Real ha escogido expresamente la foto donde no aparece el lazo amarillo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat